Escucha esta nota aquí

Desde este mes de octubre, el Instituto Oncológico del Oriente Boliviano de Santa Cruz habilitará su primer laboratorio para realizar pruebas de Covid-19 y así apoyar a las labores de quienes trabajan y son pacientes de este centro. Los impulsores de esta iniciativa afirman que el tiempo de entrega de los resultados de las pruebas se reducirá de 15 días a 24 horas.

Los recursos para la implementación de este laboratorio se canalizaron a través de los fondos de la campaña solidaria 'Caminando por la Vida', que es parte de la Asociación de Familiares y Amigos de Niños con Cáncer (Afanic) y el Banco FIE, desde donde afirmaron que, una vez que se dejen de atender casos Covid-19, el laboratorio será un centro de estudios para el diagnóstico y tratamiento del cáncer infantil. 

Con la implementación de este laboratorio se podrán realizar pruebas PCR en tiempo real, sin necesidad de enviarlas al Centro Nacional de Enfermedades Tropicales (Cenetrop). “Esperamos atender un aproximado de 120 a 150 muestras mensuales para Covid-19. En caso de existir un rebrote de la pandemia, el laboratorio será un importante respaldo para el trabajo del Cenetrop”, resaltó Edith Fernández, jefa de Laboratorio Clínico del hospital.

Además, este laboratorio tiene previsto la realización de pruebas específicas para el tratamiento de leucemia mieloide crónica y de exámenes en pacientes adultos y pediátricos con problemas infecciosos respiratorios y gastrointestinales, que suelen ser afecciones recurrentes.

“Hoy ponemos en marcha un laboratorio completo que servirá de apoyo al diagnóstico temprano de Covid-19 y que posteriormente se consolidará en un centro de investigación para realizar estudios para el diagnóstico y tratamiento del cáncer infantil”, señaló Claudia San Martín, gerente de Desempeño y Responsabilidad Social del Banco FIE.

Gracias a la red de colaboración con la que cuenta el programa de recaudación de fondos Caminando por la Vida, en 2019 se logró una importante recaudación de Bs. 1,55 millones destinada en su totalidad a la atención de niños y niñas con cáncer que reciben tratamiento en el Hospital del Niño, en La Paz, y del Instituto Oncológico del Oriente Boliviano, en Santa Cruz