Escucha esta nota aquí

Yapacaní, San Julián y Cuatro Cañadas, tres municipios cruceños con una fuerte presencia de movimientos sociales que rechazan el cambio de la fecha de elecciones nacionales, serán los núcleos de bloqueo que se instalarán desde el lunes en el departamento; también anuncian marchas y huelgas (faceta que se verá en todo el país).

La medida emerge, principalmente, de la Federación Departalmental de Comunidades Interculturales y otras organizaciones afines. El llamado obedece a la medida convocada por la Central Obrera Boliviana (COB) y el llamado Pacto de Unidad, conformado por grupos ligados al Movimiento Al Socialismo (MAS), para exigir que el Tribunal Supremo Electoral (TSE) establezca los comicios para el 6 de septiembre.

Wilson Cáceres, ejecutivo departamental de los Interculturales, manifestó que la decisión de acatar emergió de un ampliado departamental el pasado viernes. El bloqueo en Santa Cruz será indefinido y también conllevará a marchas y huelgas de hambre.

"Queremos pedirle disculpas a la población boliviana y cruceña. No es la intención causar daño al Estado, a la economía o la salud. Vemos como un derecho defender nuestro reclamo y queremos que haya elecciones nacionales, sea quien sea electo, pero que sea algo democrático para el 6 de septiembre", resaltó Cáceres al ser consultado sobre los riesgos de la manifestación.

Por otro lado, productores agropecuarios de Yapacaní instruyeron acatar la huelga de hambre general indefinida con movilización y bloqueo que será instalado en el kilómetro 50 de la carretera a Cochabamba. Se suman los interculturales de San Juan Campo Víbora y la de la Federación de Trabajadores Campesinos (Ichilo). 

Estos grupos iniciarán una marcha este lunes a las 08:00 e instalarán otro punto de bloqueo en el barrio Divino Niño. También se conoce que se sumarán los interculturales del municipio de San Carlos, según el reporte de Soledad Prado, corresponsal de EL DEBER en Yapacaní.

En un contacto con EL DEBER, el alcalde de San Carlos, Marco Antonio Áñez, expresó que las autoridades y vecinos están en desacuerdo y no comparten la idea de generar bloqueos debido al peligro que hay por la emergencia sanitaria y los casos positivos de Covid-19 en las provincias cruceñas.

"Si las elecciones son antes o después es un tema político, lo que nos preocupa es cómo vamos a resolver el asunto sanitario si es que hay más contagios", lamentó el alcalde.

También se buscó la palabra de las autoridades de los municipios de Yapacaní y San Julián, pero estos se excusaron al referir que tenían otros asuntos que atender y que la manifestación y su legitimidad es netamente asunto de los grupos movilizados.