Escucha esta nota aquí

Internas del pabellón mujeres de Palmasola analizan la posibilidad de enviar a sus pequeños con familias ampliadas, que sean acogidos en un hogar de menores, o poder beneficiarse del decreto de indulto y amnistía, para garantizar la seguridad de los infantes ante la posibilidad de que el Covid-19 pueda expandirse a la población carcelaria, informó el Ministerio de Gobierno.

En principio, los infantes eran 38, hijos de 33 internas, pero nueve ya habrían salido con autorización de la directora del centro y uno por trabajo social. Al momento, en ese centro carcelario conviven 28 niños y niñas de 0 a 6 años.

Por lo pronto, la responsable de Trabajo Social de la Dirección General de Régimen Penitenciario, Mavel Mena, explicó que tras haber ingresado el nuevo coronavirus al sector masculino de Palmasola, se reunieron con las privadas de libertad para tomar decisiones a fin de precautelar la salud de los niños.

“Se tomaron las medidas de bioseguridad en cuanto al PC-2 donde viven los niños. La alimentación se prepara aparte y no comparten la olla común de las privadas de libertad”, destacó.

Ante la delicada situación, el 12 y 13 de mayo se llevaron a cabo dos reuniones de la Mesa Interinstitucional del penal de Palmasola mujeres, donde se acordó como medida prioritaria la bioseguridad para proteger a los niños.