Escucha esta nota aquí

Movilizarse por las rutas cruceñas es toda una odisea para la población debido al bloqueo y paro general que mantiene el sector de transporte en diferentes zonas del departamento. La medida también afecta al sector productivo, que no puede distribuir sus productos.

Montero y el Norte Integrado, paralizados

En la ciudad de Montero, el cerco se da tanto en el área urbana como en las zonas rurales. Los accesos a otras localidades del Norte Integrado también están cerrados. Actualmente, están paralizadas las actividades económicas.

Esta situación genera molestias en las personas, que pese a la falta de unidades de transporte público se vieron obligadas a caminar o buscar modos para acudir a sus fuentes de trabajo. Los escasos mototaxis que estaban trabajando subieron el costo del pasaje hasta en Bs 5 en tramos que suelen cobrar Bs 2, según denunciaron algunos vecinos.

Los más afectados son quienes deben trasladarse desde o hasta la capital del departamento u otras poblaciones del norte integrado, porque no hay manera de salir de la ciudad, incluso los trasbordos son difíciles al no haber operadores del transporte.

Bloqueo les cuesta más de Bs 180.000 a los lecheros

Al menos 60.000 litros de leche se quedaron almacenados en los cinco acopios de leche de Yapacaní. Tenían como destino la planta de la empresa Pil en Warnes, pero debido al cierre de rutas no pueden llevar la producción, generando pérdidas que ascienden a poco más de Bs 180.000, uno de los precios más altos.

Según Wilfredo Alba, presidente de la Asociación de Productores Lecheros de Yapacaní, la situación afecta a más de 250 familias productoras, que han visto golpeadas sus economías a causa de esta medida


Otras regiones

En la provincia Guarayos hay tres puntos de bloqueo (Santa María, San Pablo y El Puente), según los reportes. Los transportistas esperan la señal de sus dirigentes para saber si el bloqueo se levanta, pero también están a la espera de los resultados de la reunión convocada por el Ministerio de Economía para hoy a las 14:00

Hay un bloqueo carretero en el puente sobre Río Sapocó, a dos kilómetros de Ascensión de Guarayos, ruta a Trinidad. En el lugar hay una considerable cantidad de vehículos varados en ambos lados de la capa asfáltica.

Entretanto, en el municipio de San Javier, no se registra ningún punto de bloqueo, pero se proyecta que los transportistas se encuentran en bloqueos instalados en zonas aledañas a esa región. Las empresas de transporte que cubren la ruta San Javier-Santa Cruz mantienen sus puertas cerradas y no atienden al publico hasta nuevo aviso.

Debido al bloqueo en Puerto Ibáñez y en Paila,  la gente debe caminar hasta tres kilómetros, con carga y bultos en mano, para encontrar un vehículo que pueda transportarlos hasta la capital cruceña.

En San Julián y Cuatro Cañadas también hay paro y bloqueo, por lo que se dificulta el trasbordo con otras unidades de transporte. Los pobladores tienen que moverse por  negocios o para acudir a centros de estudio y deben pagar a motos o vehículos particulares para moverse. Hay quienes temen que la medida de los transportistas se agrave y optan por quedarse en sus municipios.

En Concepción, la Cooperativa de Transporte Mixto Automotor 12 de Abril, se sumó a la medida exigiendo al Gobierno central la ampliación del diferimiento de los créditos bancarios. Apolinar Masi, presidente de la organización, sostuvo que la medida tiene carácter indefinido hasta que se atienda la demanda. La medida también impide la normal circulación de personas y vehículos.

Comentarios