Escucha esta nota aquí

Un nuevo caso de violencia y sangre se vive en la zona de San Matías. Esta vez fueron encontrados cinco personas sin vida, tres varones y dos mujeres, en la localidad de Ascensión de la Frontera, población que está en el límite entre las provincias Ángel Sandoval y Velasco.

Al lugar, que está a más de 150 kilómetros de San Matías (a unas cuatro horas de viaje), ya llegó un grupo de investigadores de la Policía que en coordinación con el cacique de la zona y con miembros del Ejército, acordonaron en el lugar y realizaron el levantamiento legal de los cadáveres, a los que se les realizará la autopsia para determinar la causa de su muerte y se los identificará.

Informes a los que tuvo acceso EL DEBER, dan cuenta que las cinco víctimas, entre las que hay dos menores de edad, fueron asesinadas a tiros en la estancia La Selva, que está entre las poblaciones de Cañón Verde y El Tuná.

Además, un poblador de la zona, encontró en una fosa los cinco cadáveres, los mismos que presumiblemente luego de ser asesinados fueron llevados hasta ese lugar, donde les rociaron gasolina y luego les prendieron fuego.

En ambas versiones, se señala que la identidad de dos de los fallecidos sería Odair y Alicio, y que los asesinos serían súbditos de nacionalidad brasilera.

Por otro lado, el fin de semana Wilfredo Cossío Silva (30) sufrió un ataque con arma blanca que le causó una herida cerca del corazón en la comunidad Las Petas. Fue transferido hasta el hospital San Matías. El agresor sería Bismarck C., es expresidente del comité cívico de Las Petas.