Escucha esta nota aquí

La Policía de Santa Cruz inició una investigación contra un grupo de uniformados de Roboré y de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico (Felcn), pues supuestamente reportaron una cantidad menor de droga a la que en realidad se decomisó en la carretera Bioceánica.

El jefe nacional de la Policía, Jhonny Aguilera, informó que el 30 de enero patrulleros de Roboré interceptaron dos motorizados que circulaban rumbo a Puerto Suárez. Fue en el ingreso a la localidad de Santiago de Chiquitos, cuando los policías -en una revisión a los dos vehículos- descubrieron 152 kilos de cocaína en bolsas de yute y se detuvo a cinco personas.

El cargamento incautado y los cinco detenidos fueron entregados a efectivos de Umopar de la Felcn, que siguió adelante con las pesquisas.

El coronel Aguilera manifestó que se investiga si la cantidad de droga decomisada era mayor a los 152 kilos entregados oficialmente. Afirmó que, incluso, los policías de la Felcn fueron sometidos a la prueba del polígrafo, cuyos resultados todavía no se conocen. 

También se dispuso el repliegue y cambio de destino a los seis policías de Roboré y a los otros seis efectivos de la fuerza antidrogas, que recibieron la droga.

Por su parte, del director departamental de la Felcn, coronel José María Coronel, aseguró que la investigación iniciada se hace en base a una versión y que es de carácter reservado. 

Señaló que lo que se conoce es que los policías de Roboré intervinieron primero y luego, los de Umopar recibieron la cocaína y a los detenidos.

En esa oportunidad se retuvo a dos vehículos: una camioneta con placa 5167-IKR, guiada por Javier Ovando Flores; y la vagoneta placa 4996-GPG, conducida por Silvestre Richard Prado Pinto, que transportaban 152 kilos de droga. El estupefaciente tenía como destino final Brasil.

La jueza cautelar Marianela Salazar, en una audiencia, ordenó la detención en la cárcel de Palmasola de los cinco detenidos:  Richard Prado Pinto, Javier Ovando Flores, David Carlos Salazar Jiménez, Luis Carlos Sossa Rodríguez y Límbert Hurtado Ramos.

El fiscal de Sustancias Controladas, Freddy Guzmán, imputó a los cinco detenidos por el delito de tráfico de sustancias controladas y pidió su detención en la cárcel. 

Comentarios