Escucha esta nota aquí

El viceministro de Régimen Interior y Policía, Javier Issa, dijo que en el país hay muchos grupos armados que están intentando generar caos, atentando contra la democracia en el país.

Durante una entrevista realizada este domingo por la red estatal Bolivia TV, la autoridad apunta a un “plan articulado del Movimiento Al Socialismo para desestabilizar el país con estos movimientos armados”.

Las recientes incautaciones de explosivos y armas se suman a las demostraciones que diversos grupos han realizado en los últimos conflictos que han presentado armas bélicas. Issa recuerda que la policía esta buscando a estos grupos para desarmarlos y procesarlos.

El viceministro asegura que “el nexo conductor de todos los actos de violencia lleva al MAS. Es el partido que ha instigado a los bloqueos de carreteras y al uso de armas”. En opinión de Issa, a través de estas acciones violentas quieren desestabilizar al Gobierno y atentar contra la democracia en Bolivia.

El uso y tenencia de armas en el país está regulado por ley. Solo se permite la tenencia con permisos especiales y un registro del arma. La portación de armas sin permiso supone un delito.

Por eso mismo, sorprende al viceministro que pobladores del Chapare hayan mostrado con tanta facilidad armas bélicas producidas en los últimos 5 o 6 años en Estados unidos o Rusia. “Son armas de combate que en Bolivia solo el Ejército puede utilizarlas y que están diseñadas para combate. Son armas de última generación que ni siquiera el Ejército las tiene”, manifestó.

A decir de la autoridad, el Gobierno está muy preocupado y realiza todos los esfuerzos para conocer el origen de estas armas. La teoría del Gobierno es que los cárteles del narcotráfico en México, que usan el dinero para la adquisición de armas, están trayendo esas armas a Bolivia para desestabilizar el Gobierno transitorio.

La existencia de corredores aéreos para el tráfico de drogas puede ser la misma vía por la cual ingresan las armas, sugiere Issa y pregunta: ¿por qué comunarios pueden tener acceso a este tipo de armas propias de grupos terroristas?

Recuerda que el Gobierno anterior “se hacia de la vista gorda con el narcotráfico”, pero con las acciones emprendidas por el actual Ejecutivo “ya no fluye la cocaína como antes”, situación que influye en intereses muy grandes vinculadas al narcotráfico.

Finalmente, observa la coordinación demostrada por los grupos violentos en las últimas movilizaciones y bloqueos, y concluye que “es posible que haya grupos subversivos”.

Tiempo de paz

Más adelante indicó que el Gobierno está trabajando para reestablecer la calma en el país. “Ya hemos tenido suficientes movimientos violentos en el país. Ellos querían enfrentamientos, querían activar una guerra civil y no hemos caído en sus provocaciones”, dijo.

Issa reitera la participación de dirigentes del MAS incentivando al conflicto, incluso apunta al expresidente Evo Morales, quien desde su refugio en Buenos Aires está infringiendo tratados internacionales. “El gobierno argentino debería ordenar que Morales deje de intervenir en la vida política del país, pero se hacen los ciegos”, lamentó.