Escucha esta nota aquí

El ex ministro de la Presidencia durante el Gobierno transitorio, Jerjes Justiniano Atalá, valora la investigación realizada por el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI), del Comité Interamericano de Derechos Humanos (CIDH) sobre la crisis de 2019, y lo califica como "un informe relativamente objetivo".

Durante una entrevista en el programa 'Influyentes', de EL DEBER Radio, Justiniano resaltó algunos pasajes del documento presentado por el GIEI. "El informe desnuda, revela o más que todo enfoca la razón del conflicto", y resalta que "todo lo que aconteció, sucedió a raíz de la falta de respeto a la Constitución". 

Destaca también el desconocimiento al referéndum del 21 de febrero de 2016, cuyo resultado determinó mantener el artículo constitucional que valida los dos periodos presidenciales frente a una reelección indefinida.

Para el exministro, el detonante de los sucesos ocurridos entre octubre y noviembre de 2019 parte de "la falta de atención a un reclamo ciudadano. (...) El informe detalla que las declaraciones de Evo Morales (siendo todavía presidente) aumentaron la ola de violencia".

Entre las conclusiones que se plantean en el documento, los expertos evidencian la vulneración de los derechos humanos. "Morales y Jeanine Áñez formaron parte de los gobiernos apuntados por el GIEI", matiza el ex ministro de Áñez. Más allá de buscar culpables, Justiniano se basa en las recomendaciones" no conclusivas" que emanan del estudio presentado por el GIEI y deja en manos de una investigación pendiente la definición de los responsables.

Si bien considera "relativamente objetivo" el resultado ofrecido por unos investigadores "con clara tendencia ideológica y política", se permite observar algunas debilidades en la argumentación planteada por el CIEI. "Existe una deficiencia en cuanto a la interpretación constitucional y algunas leyes".

También resalta la cautela de los expertos al momento de describir los sucesos de octubre y noviembre de 2019. "Habla de presunción, de presunto fraude, de presunto golpe". 

Un factor relevante para el ex ministro Justiniano Atalá se centra en la consideración de "vacío de poder" reconocida por los investigadores. Esta afirmación demuestra que "no pudo haber golpe de Estado", sino más bien una recuperación del orden constitucional.

Justiniano también expresó su desconfianza al uso que se dará a este informe por el actual Gobierno. Recuerda que en el informe, el GIEI sugiere "un proceso justo y que no se politice".

"Nuestro sistema judicial no es el idóneo ni apto para este proceso", dijo y recuerda que el propio GIEI observó que  el país cuenta con "un sistema judicial que actúa según el calor y el color del poder político del momento".

Es más, respalda una parte central del documento y cuestiona la injerencia política al interior del poder judicial. La justicia, sentencia Justiniano, "es un brazo para la persecución política". 


Lea también

Comentarios