Escucha esta nota aquí

Según pasan los días, el caso de los supuestos ítems fantasmas se va agrandando al igual que una bola de nieve rodante. El abogado de Angélica Sosa, Jerjes Justiniano Atalá, observa una injerencia política en el proceso que ha alterado la lógica jurídica para "trabajar contracorriente", pues asegura que primero se ha buscado la aprehensión antes que priorizar la investigación.

Los argumentos del jurista para validar su denuncia de politización del caso pasan por las declaraciones de diversas autoridades y líderes del Movimiento Al Socialismo, como la de Evo Morales. 

Durante una entrevista telefónica con el programa 'Influyentes', de EL DEBER Radio, Justiniano cuestiona las vinculaciones de los supuestos ítems fantasmas con la financiación de las protestas ciudadanas de finales de 2019.

Sobre el proceso que lleva adelante la Fiscalía, el abogado asegura que "no existe ninguna posibilidad de atribuirle a la arquitecta Sosa cualquier tipo de responsabilidad" en los hechos que se imputan a Antonio Parada Vaca.

Justiniano se respalda en la falta de correlación cronológica entre la ex autoridad y el exdirector de Recursos Humanos. Dijo que Parada ingresó a trabajar a la Alcaldía en 2004, bajo la administración del alcalde Roberto Fernández. En 2008, Parada accedió a la dirección de Recursos Humanos, donde se desempeñó en el cargo por un periodo de 10 años, es decir, hasta el 2018.

Justiniano recordó que Sosa asumió como alcaldesa interina en abril de 2020, casi dos años después de la separación de Parada del cargo. Esta justificación no aplicaría para el ex secretario de Finanzas, Javier Cedeño, quien también se encuentra involucrado en el caso ítems fantasmas.

Justiniano pide convocar a "todos los funcionarios que intervienen en el proceso de contratación" para "ser investigados de forma objetiva". Justiniano no descarta que se convoque al ex alcalde Percy Fernández, pues se tienen que revisar todas las etapas que intervienen en la contratación de un funcionario.

El letrado comentó que Sosa ha señalado su extrañeza ante la posibilidad de que existan tantos casos de ítems fantasmas. "En un proceso de contratación intervienen muchas personas y departamentos, existen sistemas de control y filtros que harían imposible los 800 contratos cuestionados", dijo Justiniano.

Durante la entrevista en EL DEBER Radio, el abogado de Angélica Sosa develó la difícil situación familiar por la que atraviesa su defendida. "Esta presión mediática ha provocado una descompensación en su padre que se encuentra en terapia intensiva. Está preocupado por la situación en que se encuentra su hija", comentó.


Comentarios