Escucha esta nota aquí

Jhonny Fernández está listo para 'ajustar las clavijas' en la comuna cruceña. Si bien el nuevo alcalde cruceño sostuvo que se debe dar prioridad al trabajo en conjunto para reforzar la agenda económica y sanitaria de Santa Cruz de la Sierra, también anunció que reactivará siete casos de corrupción que impulsó cuando fungía como concejal.

"Vamos a ver con qué cosas nos topamos y qué vamos a arreglar. Lo positivo lo tomaremos en cuenta, pero tengo que visitar al contralor porque tengo, desde 2019, siete casos pendientes. Pareciera que los reactivaron y no los movieron. Los voy a reactivar porque tengo que ser consecuente, aquí nada va a quedar suelto, ni pendiente. Todo se tiene que abrir y procesar", apuntó.

Además, sostuvo que los involucrados, si tienen alguna culpa, tienen que pagar, según el nuevo alcalde, que será posesionado la tarde de este 3 de mayo en el Palacio de Justicia y horas después dará un discurso desde la Alcaldía.

Fernández  buscará el trabajo en conjunto con la Gobernación y el Gobierno central en busca del bienestar de los cruceños y señaló que está presto a escuchar a sus opositores, aduciendo que las puertas estarán abiertas, donde todo el que quiera ayudar a construir el nuevo municipio cruceño pueda hacerlo. "Las mayorías y minorías deben aportar", enfatizó.

Entre los casos más sonados a los que se refiere Fernández se encuentran la compra con sobreprecio de bandas municipales, los contratos de tótems y vallas publicitarias, el sistema del BRT, entre otros.

Antes de abandonar la comuna cruceña, la alcaldesa interina Angélica Sosa, manifestó que dejaba una institución en orden, con obras consolidadas y con la frente en alto.


Comentarios