Escucha esta nota aquí

El alcalde de Santa Cruz de la Sierra, Jhonny Fernández, dijo que la clase política debe dejar de lado los ataques que surgen en torno al caso de los supuestos 800 ítems fantasmas que investiga el Ministerio Público y la Policía. Pide no "contaminar" el asunto y dejar las investigaciones en manos de la justicia.

“Yo creo que los políticos debemos de bajar la intensidad de los ataques y dejar que el Ministerio Público haga su trabajo”, afirmó Fernández la mañana de este vienes. Agregó que como concejal siempre fue opositor durante la gestión de Angélica Sosa como alcaldesa interina y que no le debe favores.

Fernández no quiso ahondar en detalles sobre la situación jurídica de la exalcaldesa, que pasó de testigo a investigada. Se limitó a decir que en la jornada del jueves se entregó toda la documentación que la comisión de fiscales pidió en las oficinas de Recursos Humanos del Gobierno municipal.

“Soy el que menos quiere opinar del tema, porque está en manos de la Fiscalía. Lo que vamos hacer nosotros es aportar con todos los requerimientos de la Fiscalía y de los investigadores”, afirmó.

Fernández ratificó que internamente se está realizando una auditoría y que en la jornada de ayer la Contraloría también inició un proceso de fiscalización al interior del municipio cruceño.

El alcalde dijo además  que, si la justicia lo cita para que declare por los ítems fantasmas, se presentará “cuando sea necesario y donde sea necesario”. Este sonado caso estalló hace más de dos semanas cuando Valeria Rodríguez, exesposa de Antonio Parada, hizo pública la denuncia sobre la creación de al menos 800 ítems fantasmas en el anterior gobierno municipal.

Parada Vaca, exjefe de Recursos Humanos de la Alcaldía, es el principal sospechoso de la supuesta red de corrupción al interior del Gobierno municipal durante la pasada gestión. Actualmente, el exfuncionario se encuentra prófugo.

Comentarios