Escucha esta nota aquí

Tras las restricciones lanzadas por la Alcaldía de Santa Cruz de la Sierra, los sectores se pronuncian. EL DEBER habló con los transportistas, gremialistas, gastronómicos, colegios y médicos.

Los transportistas que brindan servicio público en la ciudad se reunieron este sábado 22 para analizarlas y se declararon en estado de emergencia.

Una de las conclusiones a las que llegaron los representantes de las cinco federaciones, que se congregaron en las instalaciones de la Federación Departamental de Transportistas 16 de Noviembre, fue dar un plazo de 48 horas a las autoridades departamentales y municipales para que los convoquen a una reunión, a fin de consensuar las medidas de restricción.

El alcalde Jhonny Fernández les respondió. Dijo que no habrá horarios especiales cuando se avizora una situación de contagio masivo. "El transporte, el gremialismo no pueden quejarse porque van a seguir trabajando, no se les está quitando espacio laboral, así que son los que menos deben quejarse porque igual habrá abastecimiento y atención en los mercados y el único día rígido es el domingo, tanto el 23 como el 30". 

Según Fernández, ya se había explicado la situación a los transportistas, pero "si necesitan otra explicación" se la darán. "Si ellos no cumplen con las medidas de bioseguridad, tomaremos medidas más duras, más bien tienen que ayudar", advirtió.

Mercados

Rodolfo Ochoa, ejecutivo de la Federación de Gremiales Independientes, aseveró que las restricciones solo generan más aglomeraciones.
"Hoy se llenaron las mercados para comprar
, deberían ver otro tipo de medidas, como el control estricto entre los tres niveles de Gobierno, ver que las instituciones cumplan con los aforos y otras medidas de bioseguridad, deberían acelerar el tema de las vacunas, esa sí es la solución definitiva", enfatizó, agregando que además esto eleva los precios de la canasta familiar.

Otro cuestionamiento, en consonancia con el transporte, es que las medidas no fueron consensuadas, ya que no se invitó a los sectores que viven del día a día, a los cuentapropistas. "Ellos nomás decidieron", criticó.

Colegios

Por ahora los colegios particulares están con clases virtuales, con excepción de algunos colegios que se manejan con el sistema semipresencial, pero de acuerdo a la decisión personal de cada padre, y de forma intercalada.

Las restricciones de horario no los afectan, pues las actividad escolar es durante el día. 

María René Canedo, de parte de los colegios particulares, dijo que ya están casi con el permiso del COEM para retornar, gradualmente por ciclos, a las clases semi presenciales, a partir del 19 de julio y en grupos de 18 personas, intercalados de forma semanal.

Según ella, desconocen de casos de contagio entre los menores que están asistiendo a clases, y enfatizó que esta asistencia depende de cada padre de familia. Explicó que por ahora el 50% de los niños de inicial están yendo a clases y en grupos intercalados.

Gastronómicos

Desde este rubro consideran que las medidas de restricción son poco serias e improvisadas, solo cuando los casos explotan, y no anticipando esta subida de la curva con medidas de prevención. Además, lamentan que se afecte a algunos, mientras otros, como los políticos cuando están en campaña, no den el ejemplo.

Fernando Medina, presidente de la Cámara Gastronómica de Santa Cruz, lamentó la improvisación porque muchos locales ya tenían artistas contratados, y porque dos domingos de mayo, especialmente por la época del Día de la madre, equivalen a más de una planilla completa del mes.

Como medida de protesta han hecho circular un rosón negro de duelo, por la medida de restricción porque aseguran que algunos negocios van a terminar por cerrar"No tendremos para pagar a los trabajadores. Es así de impactante la medida, y no solo yo, todos. Estamos angustiados con el tema de las AFP que nos quiere hasta arraigar y bloquean nuestras cuentas, no es chiste lo que le ocurre al empresariado al no poder cumplir con sus obligaciones porque no tenemos ingresos", insistió.

Médicos

Para José Luis Prieto, presidente de los intensivistas de Santa Cruz y médico de la Unidad de Terapia Intensiva (UTI) de la Caja Petrolera de Salud (CPS), si bien no son lo suficientemente estrictaslas medidas anunciadas mitigarán el número de casos, que van aumentando de día en día

"Los médicos siempre hemos puesto en alerta sobre las consecuencias de no guardar las medidas de bioseguridad y solicitamos la cuarentena rígida, como están haciendo Argentina, Costa Rica, etc., porque este aumento de casos lleva a un incremento de los casos críticos y ya no hay camas".





Comentarios