Escucha esta nota aquí

La Asociación de Magistrados y Jueces de Santa Cruz, bajo la presidencia de la vocal Gladis Alba, rechazó de manera categórica el recorte presupuestario y la escala salarial para el ramo judicial de todo el país.

Durante un pronunciamiento realizado en el Palacio de Justicia, después de una asamblea, Gladis Alba junto a la plataforma de magistrados y jueces, anunció un estado de emergencia tras el conocimiento de la nueva escala salarial que fija la nueva Ley Financial 1356, puesta en vigencia el 28 de diciembre de 2020 en el Presupuesto General de la Nación.

La nueva norma establece un recorte de 174 millones de bolivianos al Órgano Judicial.

 Además, afectó a los salarios con un descuento del 8,8 por ciento a los magistrados y vocales, con el 3,3 por ciento a los jueces públicos de sentencia y técnicos, y con el 2.4 por ciento a los jueces de instrucción.

Los descuentos se harán efectivos con los salarios de enero, según Gladis Alba, quien aseguró que durante la última asamblea presencial y virtual con todas las plataformas del ramo judicial se rechazó de manera contundente esta norma. Dijo que el sector analiza las medidas a seguir con la Asociación de Magistrados de Bolivia (Amabol).

La Asociación de Magistrados y Jueces de Santa Cruz y Amabol ya iniciaron las consultas jurídicas y preparan acciones legales a escala nacional.

Los jueces calificaron de política la medida de bajar los salarios y el presupuesto cuando el Órgano Judicial requiere de mayor presupuesto para contratar más personal en el país y así mejorar  la  administración de la justicia.

En Santa Cruz, con unos tres millones de habitantes desarrollan, funciones unos 200 operadores de justicia, entre jueces y vocales, mientras que en todo el país son más de 1.000. 

Comentarios