Escucha esta nota aquí

Tras casi nueve horas de audiencia cautelar, el juez Alberto Cossío determinó dictar detención preventiva en contra de cinco policías que estaban siendo investigados por un allanamiento irregular, por el que los dueños denunciaron el robo de $us 65.000.

Casi todos los uniformados fueron detenidos preventivamente entre 30 y 45 días, mientras continúan las investigaciones, empero, en la misma audiencia cautelar la justicia procesó a tres civiles, dos fueron detenidos preventivamente y uno se benefició con detención domiciliaria, este último era cajero de una casa de juegos, quien también tenía $us 11.000 y un arma.

La audiencia que se instaló a las 10:00 en el piso 16 del Palacio de Justicia se extendió hasta cerca de las 19:00, donde los familiares de los procesados acompañaron la audiencia.

Los cinco policías detenidos fueron identificados como el capitán Sergio Diego Barrabino Burgos, el teniente de la UTOP Cristian Yammill Alarcón Quenallata, el sargento Ludwen Arias Tapia, el sargento Jonny Jorge Delgado Mamani y el capitán José Gabriel Abella Espinoza.

En cuanto a los civiles procesados, pese a que en audiencia demostraron que no utilizaron uniforme verdeolivo, como denunció la Policía inicialmente, declararon que uno de ellos es plomero y otro paramédico; de igual forma, el juez dictó su detención.

El director de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc) corroboró que los policías detenidos actuaron de forma irregular y sin autorización alguna.

Comentarios