Escucha esta nota aquí

Cuatro adolescentes detenidos tras enfrentamientos en el Plan 3.000 fueron puestos en libertad en una audiencia que se prolongó hasta casi la medianoche del lunes en el Palacio de Justicia, en el juzgado de la niñez y adolescencia de la jueza Evelín Pai.

Los adolescentes de 15 y 17 años de edad fueron detenidos e imputados por la Fiscalía por los delitos de destrucción y deterioro de bienes al Estado y riqueza nacional, resistencia a la autoridad, lesiones graves y leves y asociación delictuosa.

Tras la imputación de la fiscal Nancy Carrasco, la jueza Pai dio la palabra a los adolescentes en uso del derecho de la defensa material. Los menores expresaron que ese día, en el Plan 3.000, solo caminaban casualmente por la zona en camino a sus domicilios. 

Los cuatro detenidos coincidieron en que viven con sus padres, que ayudan  a cuidar a sus hermanos menores y que algunos trabajan ayudando a su familia.

La jueza Pai, tras la valoración de los hechos expuestos tanto por la Fiscalía como por los abogados defensores, otorgó libertad a los adolescentes y les impuso como medidas no tener contacto con personas que acuden a lugares donde se registran actos violentos, ni con sujetos involucrados en procesos, además de mantenerse en sus casas bajo el cuidado de sus padres y presentarse ante la Fiscalía cuando sean requeridos.

El domingo, también fueron detenidas otras 13 personas  que la tarde de ayer salieron con libertad irrestricta otorgada por la jueza del Plan 3.000, Vania Romero.

   

Comentarios