Escucha esta nota aquí

El exfuncionario de la Alcaldía cruceña L. E. C. A. que fue acusado por su pareja de haberla golpeado, estando bajo influencia alcohólica, se defenderá en libertad de la sindicación de la mujer, que provocó su detención y posterior retiro de la comuna.

La jueza Jimena Flores, que dictó las medidas cautelares en contra del sindicado, dispuso dejarlo en libertad, pese al pedido de la Fiscalía que solicitó su detención preventiva en el penal de Palmasola, bajo cinco disposiciones supletorias a la prisión. 

Primero la jueza le prohibió acercarse a la víctima, está impedido de hablar con ella o con cualquiera de sus familiares o los testigos del hecho (en este caso su hijo de 15 años que realizó la llamada de auxilio a la Policía), tampoco tiene permitido salir del país, debe realizar terapias sicológicas y no debe consumir bebidas alcohólicas.

Al final de la audiencia el representante del Ministerio Público, Gary Coronado, que llevó adelante la imputación, apeló verbalmente la determinación de la juzgadora, pero desde la Fiscalía Departamental de Santa Cruz hicieron conocer que en las siguientes 72 horas se presentará la solicitud formal.

El hecho que provocó la detención del exfuncionario municipal ocurrió la madrugada del fin de semana pasado, luego de que el acusado, su pareja y otros familiares consumían bebidas alcohólicas. 

Tras una discusión la mujer se fue a dormir en el cuarto de su hijo, un adolescente de 15 años, y fue de esa habitación, según constan en la declaración de la víctima, de donde el presunto agresor la sacó y golpeó reiteradamente.

 El delito por el que fue imputado el hombre es violencia familiar y doméstica, el mismo que tiene una pena de prisión de 2 a 4 años, si es que es encontrado culpable.