Escucha esta nota aquí

Tras el retiro de las denuncias por parte del Ministerio de Gobierno y el Ministerio Público en el caso de supuesto financiamiento a la presunta célula terrorista, se cerró un capítulo de temores y dudas para los 12 acusados en esta causa.

La audiencia de inicio de juicio oral y al mismo tiempo de cierre del proceso, fue realizada por el Tribunal Quinto de Sentencia de La Paz, que luego de más de una hora de audiencia ordenó cerrar el caso y declarar inocentes a todos los sindicados.

Al momento de esta decisión los presentes en la sala de audiencias del piso 2 del Palacio de Justicia, Zvonko Matkovic Fleig, Ruth Lozada, Jeimmy Delboy, Gladys Argirakis, Juan Carlos Velarde, Mario Herrera, Luis Núñez, Fernando Paz Serrano, Adolfo Gandarilla, Juan Kudelka y Hernando Hevia, respiraron con tranquilidad y la mayoría filmaron con sus teléfonos celulares la determinación del juez que luego de leer uno a uno sus nombres dijo: "quedan absueltos de los delitos por los que se los acusaba".

Antes de la decisión de los juzgadores, el abogado Gary Prado, al momento de hacer uso de la palabra, dijo que hablar del tiempo que los sindicados vivieron esta acusación en su contra se dice de forma fácil, "pero resulta difícil sufrirla".

Tanto el representante del Ministerio Público, como el delegado por el Ministerio de Gobierno, se limitaron a indicar que se ratificaban en las determinaciones de sus jefes jerárquicos y así dieron por cerrado un proceso lleno de mentiras, dudas y contubernios.

Ahora los declarados inocentes podrán realizar todos los trámites necesarios para no ser observados en ningún lugar y bajo ninguna circunstancia, ya que la justicia reconoció que ellos no tuvieron nada que ver en ninguna acción vinculada a hechos ilícitos.

Una muerte

Carlos Alberto Guillén, el acusado número 12 de esta causa y que fue sobreseído por la Fiscalía, durante la anterior gestión gubernamental, en el caso denominado terrorismo I, falleció en julio de este año víctima del Covid-19.

Así lo hizo conocer en audiencia el abogado Gary Prado, que presentó ante los juzgadores el documento de defunción de Guillén, que en el otro proceso fue sindicado de haber propiciado el traslado de Eduardo Rozsa, Arpad Magyarosi, Michael Dwyer, Elöd Tóasó y Mario Tadic al hotel Las Américas, escenario en el que al final murieron los tres primeros en una intervención de la Policía que todavía no ha sido aclarada completamente.