(VEA LOS VIDEOS) Con cinco años, esta perrita está a punto de jubilarse del Centro de Adiestramiento de Canes de la Policía de Santa Cruz. Sunny, Bela y Athom son sus compañeros. Sus camaradas policías les dedican un mensaje en su día

16 de agosto de 2022, 8:27 AM
16 de agosto de 2022, 8:27 AM

Un perro adiestrado es un buen can. No solo como mascotas sino también como importante apoyo para los efectivos policiales, ya que gracias a sus destrezas y habilidades son capaces de detectar artefactos explosivos, drogas, rescatar personas e incluso lograr restauración anímica de personas, lo que se conoce como canoterapia.

En el Centro de Adiestramiento de Canes de la Policía de Santa Cruz, ubicado al lado de la plaza El Mechero, zona del Plan Tres Mil, vive Kiara, una perra labrador de color negro que está a punto de jubilarse. 

Con 5 años de edad, Kiara fue entrenada en la búsqueda y localización de artefactos explosivos, ha participado en varios operativos donde su ayuda fue determinante para impedir siniestros. El más recordado por todos sus "camaradas", es decir los efectivos policiales de la unidad, ocurrió  en Yapacaní en noviembre del año pasado, donde encontró debajo del puente varias bombas instaladas, las cuales pudieron ser desconectadas antes de que explotaran. 

Lizeth Flores, guía de canes, dijo que Kiara se jubilará, trabajará hasta fin de año y luego podrá irse a descansar a un hogar. Si bien, esta perrita ha pasado por varios guías durante sus años de servicio, es posible que la adopte uno de los guías activos del centro o una familia responsable que cumpla con los requisitos de adopción.

Conozca el trabajo de Kiara:

Capacitación

Jorge Edwin Rojas, comandante de Centro de Adiestramiento de Canes, recuerda otro can que los sorprendió. Se llamaba Athos, se destacó en la guerrilla de Ñancahuazú, por su labor fue ascendido a cabo. 

Explicó que la institución funciona desde 1967, desde entonces trabaja en la capacitación de canes en cuatro áreas: detección de explosivos, detección de cadáveres, detección de drogas y canoterapia (terapias de afecto a niños y ancianos en hospitales). “Los canes son muy perceptivos, desde los 6 meses se los instruye, todos reciben una formación básica de tres meses y otros tres meses, dependiendo del área asignada”, explicó Rojas, que destaca la obediencia de los perros en todo el proceso de aprendizaje.

Las razas y sus especialidades

Hay razas que son específicas para cada área. Los rottweiler, por su contextura, son ideales para participar en disturbios civiles, al igual que los doberman. Los pastores alemanes, para cualquier tipo de tareas, aunque por el buen olfato que tienen son utilizados en labores de rescate y búsqueda de personas. 

Los labradores son buenos para la detección de drogas. Y los perros sin linaje, conocidos como perros de calle, también son buenos en diferentes áreas. En el centro los perros entrenan todos los días, de 8:00 a 11:00. 

Compañeros de Kiara

Athom, así se llama este pastor belga mallinois, que tiene cuatro años. Su especialidad es la demostración de habilidades caninas y control de disturbios civiles.


Athom junto a la guía de canes, Lizeth Flores/ Foto: Ricardo Montero

Athom en pleno entrenamiento:


Bela es otro can hembra que hace honor a su nombre. Tiene aproximadamente tres años. Fue rescatada durante un operativo policial, sus dueños eran unos reos que escaparon de Palmasola. En  pocos meses de adiestramiento, Bela ha mostrado sus habilidades en agilidad y salto. Es de la raza spitz japonés y forma parte de los canes de exhibición en eventos especiales. 

La pequeña Bela practica una rutina de agilidad / Foto: Ricardo Montero

Sunny es un pastor belga malinois y está en etapa de entrenamiento para búsqueda y rescate de personas desaparecidas.

Sunny trabaja en la búsqueda de personas desaparecidas / Foto: Ricardo Montero

Día de San Roque

En este martes, 16 de agosto, Día de San Roque, Jorge Edwin Rojas, comandante del Centro de Adiestramiento de Canes emite un mensaje alusivo a la fecha: “Dicen que el perro es el mejor amigo del hombre, yo creo que sí porque no te falla, cuando está bien instruido es dócil, obediente, humilde y servicial. Acá somos 40 elementos, 20 perros y 20 oficiales”.

Por su parte, Lizeth Flores, guía de canes, expresa: “Los canes policías son mis compañeros de trabajo, son más que simples mascotas. Dan amor y cariño a niños de hogares y escuelas de formación de capacidades especiales. Brindan seguridad para llevar a cabo eventos importantes. El solo hecho de estar con ellos a diario para mí es mi mayor alegría, porque mi trabajo lo convierten en diversión”.