Escucha esta nota aquí

En los últimos meses, en Santa Cruz se han registrado unos 13.000 focos de calor de los cuales el 81% corresponderían a áreas de suelo aptas para el desarrollo productivo y que podrían suspenderse en las próximas semanas cuando se inicie la época de sequía o condiciones extremas del clima.

"El ciudadano tiene que saber que una vez comiencen las condiciones extremas del clima y no sea ya apto para hacer chaqueo, inmediatamente la Autoridad de Bosques y Tierra (ABT) dictará otra vez que se suspendan", informó Víctor Hugo Áñez, director regional de la ABT.

Respecto al aumento de focos de calor este año, de acuerdo a la autoridad de fiscalización, se debe a que como en la pasada gestión y, como consecuencia de los incendios en la Chiquitania, se dictó una pausa ambiental paralizando el funcionamiento productivo de 28 millones de hectáreas, ahora se han ido devolviendo los derechos otorgados a los productores que realizaron los trámites antes de esta decisión pero que, ninguna se halla dentro de las cicatrices del fuego.

"En diciembre, previendo que iba a comenzar otra vez la actividad y que es la zona pico,  porque en enero comienza la siembra de verano, hicimos un análisis y del total del aparato productivo, inmovilizamos 3,6 millones de hectáreas que es donde están las cicatrices donde fue el incendio, las otras se les fue devolviendo sus derechos para que vayan realizando sus actividades normales", indicó Áñez.

Vigilancia

Para evitar los acontecimientos que acaecieron en el departamento en 2019, la autoridad de fiscalización estableció un centro de monitoreo de instituciones que, a través de satélites, van detectando los focos de calor que se originan durante las jornada. "Hay que dejar en claro que un foco de calor no es un incendio. Puede ser el reflejo de una laguna, de un techo de calamina, entre otros", indicó Áñez.

Al final de cada jornada, este centro realiza evaluaciones y determinan acciones en función al área o recurrencia de ese foco de calor y otros parámetros técnicos. Se envía un reporte a las unidades regionales con las que cuenta la ABT para que se hagan fiscalizaciones en el sitio.  

"Si bien un predio puede tener un derecho otorgado, también tiene una precisión geográfica, porque hay una planificación. No es que yo le doy un permiso y usted en cualquiera de sus extensiones puede hacer un trabajo. Si corresponde y vemos una infracción, se le deja una notificación y se le abre los procesos sumarios administrativos que corresponde", explicó la autoridad.

Para ello, la ABT cuenta, durante esta etapa de cuarentena, alrededor de 70 funcionarios técnicos asentados en diversos municipios como San Ignacio de Velasco, Concepción, San José de Chiquitos, Guarayos, entre otros. "También hay equipos de emergencia de fiscalización que salen desde Santa Cruz a verificar estos hechos", añadió.

A todos ellos, según Áñez, en este último viaje realizado ayer, se entregó equipos de bioseguridad para la atención.

Normativas

"Se ha realizado un análisis técnico legal del Decreto 3973 y la Ley 741 que se ha enviado al Tribunal Constitucional Plurinacional para que ellos puedan responder. Somos conscientes que ambas normas son nocivas para el desarrollo forestal y agronómico-agropecuario", indicó el viceministro de Medio Ambiente, Alfredy Álvarez, quien adelantó que en esta gestión 2020 no se ha emitido ningún tipo de derecho otorgado en relación a estas dos normas.

El análisis se envió hace dos meses y se encuentran a la espera de la respuesta del TCP.

Organización

Óscar Justiniano, director de Gestión y Desarrollo Forestal del Ministerio de Medio Ambiente y Agua informó que se encuentran preparando un Plan Nacional de Manejo de Fuego,  en el que se trabajará en la institucionalización de la problemática del fuego y, a través de ellos, operativizar el trabajo con los gobiernos municipales y departamentales.

"Estos eventos serán recurrentes, no por un tema de falta de previsión, sino por las condiciones climáticas que se vienen en ese sentido", explicó Justiniano.

Adelantó que se articulará una Coordinadora Nacional y se prevé que el plan esté listo en los próximos tres meses.




Comentarios