Tras descartar el proyecto de Kiosko Galería del certamen artístico, la Secretaría Municipal de Cultura confirma que la bienal se hará en septiembre de 2023 con nueva temática, convocatoria y organizadores.

18 de enero de 2023, 9:38 AM
18 de enero de 2023, 9:38 AM

El 20 de diciembre, Kiosko Galería anunciaba que la Alcaldía la desvinculaba de la curaduría de la XXII Bienal Internacional de Arte de Santa Cruz de la Sierra, hecho que causó sorpresa en la gente relacionada con la actividad. Ayer, la Secretaría Municipal de Cultura confirmó que la bienal se hará en septiembre de 2023 con nueva temática, convocatoria y organizadores. Por lo tanto, el acuerdo con Kiosko será anulado.

“No sé realmente qué pasó, estábamos súper bien; de repente, nos llamaron a una reunión y decidieron desvincularnos sin explicación alguna. Fue una sorpresa para todos”, comenta Raquel Schwartz, directora de Kiosko Galería y una de las responsables del truncado trabajo curatorial del espacio de arte junto con Douglas Rodrigo Rada.

Lo que, inicialmente, iba a ser un proyecto que incluía un circuito de arte en el trayecto del inconcluso BRT, fue descartado por las autoridades por poseer una “carga política innecesaria”. Fue así que se presentó una segunda propuesta denominada Energía, construida con la intención de visibilizar la emergencia ante la crisis energética del país.

El proyecto fue aprobado por las autoridades municipales, que se encargaron de anunciarlo el 22 de octubre de 2022 junto con la exposición Entorno interferido, con obras de nueve artistas que acompañaban el concepto.

En aquella oportunidad, se lanzaba oficialmente la XXII Bienal Internacional de Arte de Santa Cruz de la Sierra, la cual, con un presupuesto de Bs 700.000, debía llevarse a cabo del 9 de agosto al 27 de septiembre de 2023 en diversos espacios de la ciudad, especialmente en el Parque Urbano, donde se presentarían las obras en concurso.

“La idea era hacer muestras históricas y apropiarnos del espacio urbano, algo que tuviera un impacto, como ocurrió con la bienal de 2019, que, lamentablemente, no duró mucho por la pandemia. De alguna manera queríamos que el proyecto involucre a la sociedad con talleres y otras actividades, no solamente una bienal que exponga obras”, explica Schwartz.

Cabe recordar que Kiosko también organizó la bienal de 2019 bajo el título de Lo Público. Fuera del cubo blanco, la misma que tuvo que cambiar de fecha en octubre de ese año debido al paro cívico de 21 días. Luego, en marzo de 2020, se topó con la crisis del Covid 2019 y no se la pudo aprovechar como se esperaba.

“Para mí es un trabajo de mucha gestión, cuesta mucho hacer una bienal, dependiendo de lo que uno quiere lograr. En Kiosko tenemos un prestigio de 18 años, el equipo y la estructura de trabajo, pero no sé qué expectativas tenían de nosotros en la Alcaldía”, añade la artista.

Vuelta de página

Según la secretaria de Cultura, Sarita Mansilla, casi un mes después de la desvinculación las “heridas han quedado cerradas y ahora queda mirar al frente”. La autoridad adelantó que la bienal se hará este año, será del 1 al 30 de septiembre y que el presupuesto se mantiene en Bs 700.000, aunque, inicialmente, cuentan con Bs 500.000. Los otros 200.000 se los gestionará durante el desarrollo del trabajo. Lo primero que se hará será anular la anterior convocatoria.

También indicó que la curaduría ha sido encargada a la gestora cultural María Teresa Rojas ‘Matecha’, que ya está trabajando en la elaboración de la nueva convocatoria a base de la nueva temática curatorial, la cual, tentativamente, se presentaría a fines de febrero.

“Matecha será la curadora, pero, además, contaremos con otros curadores. Es una bienal bastante diferente, sobre todo por la estructuración de la organización”, aseguró Mansilla.

“Hemos tenido reuniones con varios artistas, hemos realizado mesas de trabajo. Esta bienal será más participativa, con una mayor apertura a todos los sectores del arte. Todavía estamos analizando las propuestas para lanzar una convocatoria en la que se refleje que Santa Cruz es la expresión única del arte contemporáneo. Buscamos que la gente reflexione a través de la expresión artística y que esto haga efecto en un compromiso con la sociedad”, agregó Mansilla.

La secretaria añadió que, tres meses después de lanzada la convocatoria, se presentará a los jurados internacionales de la bienal. Asimismo, dijo que están trabajando con una aplicación para coordinar la comunicación entre los organizadores y los participantes.