Escucha esta nota aquí


La Alcaldía Municipal prevé incluir a la ivermectina como parte del tratamiento a las personas que sean contactos directos de los casos positivos de Covid-19 y que presenten síntomas de la enfermedad. Eso sí, bajo criterio médico y consentimiento informado, tal como lo establece la Resolución Ministerial 104 que la incluyó en la lista de medicamentos esenciales del país. El tratamiento es parte del segundo paso del plan de monitoreo de contactos que ha puesto en marcha el Gobierno Municipal.

Este lunes, la Alcaldía cruceña dio inicio a su nueva estrategia para frenar el avance del coronavirus en la ciudad. El objetivo es llegar, en el lapso de tres semanas, a todas las viviendas donde se han reportado contactos directos de casos positivos, localizados en 207 unidades vecinales. 

Se espera llegar a identificar a poco más de 2.000 contactos, aunque es posible que en las labores de campo “se lleguen a más personas”, según las previsiones del director del Centro de Operaciones de Emergencia Municipal (COEM), Rolando Ribera, una de las cabezas visibles del plan.

Inicialmente, la estrategia municipal era localizar a estos contactos, identificarlos y hacerles seguimiento durante 14 días. No obstante, con el visto bueno que ha dado el Ministerio de Salud a la ivermectina, la Alcaldía espera otorgar este medicamento, de forma gratuita, a quienes presenten síntomas de la enfermedad y den su consentimiento para el tratamiento.

Según Ribera, la dotación del tratamiento formará parte del segundo paso del plan, que se aplicará una vez que se concluya la fase de identificación de los contactos positivos. Una vez concluida la etapa uno, que es la verificación de datos, fijación, georreferenciación y la firma de compromiso, viene el segundo paso, en el que estamos intentando introducir la ivermectina donde corresponda y siguiendo los protocolos médicos" indicó Ribera.

La primera fase del plan arrancó en los distritos 3, 7, 8 y 14, que forman parte del área de influencia de la red de salud este, donde se tenía previsto visitar 82 domicilios. Mañana se tiene programado iniciar las visitas a la zona norte hasta cubrir toda la ciudad.

La labor

Las brigadas, compuestas por un médico, tres militares y un actor vecinal (además de dos conductores) tienen como primera misión identificar a los contactos, fijar su lugar de residencia, hacerles un chequeo médico y convencerlos para que firmen un acta de compromiso de que estarán en cuarentena.

Posteriormente, deben hacerles seguimiento a través de visitas sorpresa o mediante llamadas telefónicas. Si alguna de las personas monitoreadas presenta síntomas de la enfermedad, el médico de la brigada debe brindarle la atención necesaria y si concluye que es Covid-19, se activan los protocolos del caso. "Dentro de estos protocolos, la propuesta que tiene el municipio es proveerles el tratamiento con ivermectina”, insistió Ribera.

El director del COEM destacó el apoyo de los vecinos al plan municipal. Prueba de ello, es que las brigadas han sido bien recibidas por las familias visitadas, quizá porque previamente se tomó contacto con ellas y, además, se cuenta con el apoyo de los dirigentes vecinales. Las brigadas no salen al azar, se guían en los datos otorgados por el Sedes.

El tiempo que sea necesario

De acuerdo con Ribera, si bien se ha trazado un plan inicial de tres semanas, las acciones de monitoreo se prologarán el tiempo que sea necesario hasta conseguir el aplanamiento de curva de Covid-19 en la ciudad capital.

“Esta labor es fundamental, más aún cuando se están flexibilizando las actividades. Es mejor poner en cuarentena a 2.000 o a 3.000 personas que a 2 millones”, concluyó.