Escucha esta nota aquí

Las tías de las guarderías municipales que regularmente se encargan del cuidado de los niños, durante la cuarentena municipal están acudiendo a sus fuentes laborales para trabajar en la fabricación de barbijos ‘caseros’, que serán distribuidos a los funcionarios de la Defensoría de la Niñez.

Trabajadoras de dos guarderías denunciaron que fueron convocadas para encargarse de la fabricación de estos materiales, en horario de la mañana. Sin embargo, la secretaria municipal de Desarrollo Humano, Rossy Valencia, explicó que la medida se asume ante la escasez de barbijos y aclaró que los materiales son para los funcionarios de la Defensoría de la Niñez. 

“Desde la Dirección de Género se tomó la iniciativa de producir barbijos para nuestros funcionarios hasta que la secretaría correspondiente nos pueda proveer de mayor cantidad. 

No es desconocido para nadie que en las farmacias están racionalizando la venta y si no le proveemos de este material a los funcionarios, los estaríamos exponiendo. Es por eso que estamos haciendo los esfuerzos para entregarlos gratuitamente”, indicó Valencia. 

Descartó que se entreguen al personal de salud que trabaja en centros hospitalarios, pero garantizó la calidad de los mismos, indicando que se cuenta con asesoramiento especializado.

“Hemos buscado un material especial, de 0,45 micras. Este papel es el que se utiliza para filtros en la industria farmacéutica para evitar cualquier tipo de contaminación en los inyectables. Es un papel de alta calidad y el diseño se lo ha sacado de una empresa especializada”, explicó el bioquímico Carlos Luque, que supervisa el trabajo. Sin embargo, quienes denuncian también observan las medidas de bioseguridad en la elaboración.



Comentarios