Escucha esta nota aquí

El edificio municipal del Distrito 1, más conocido como “Quinta Municipal”, lleva más de seis años en construcción y aún no está terminado, pese a que en julio de 2019 la Alcaldía anunció que sería entregado en diciembre de ese año.

La construcción de la ‘Quinta’ empezó en 2013 y tuvo al menos cuatro fechas tentativas de entrega. En 2014 la obra avanzó en medio de debates a favor y en contra del proyecto; la primera fecha de conclusión fue en 2015, pues la obra inicial fijaba 700 días de ejecución. Dos años después, en octubre de 2017 se informó de que la obra tenía un 80% de avance y que sería entregada en 2018, pero no fue así.

En enero de 2019 las autoridades indicaron que la obra sería entregada nueve meses después, pero luego, a mitad de ese año, el secretario municipal de Parques y Jardines, Roberto Añez, indicó que sería en diciembre de ese año. Tampoco se cumplió. Esta semana, Añez explicó que no se cumplió con la anterior fecha debido al paro cívico de 21 días y a las jornadas de lluvia propias de fin de año.

Indicó que todo concluirá hasta finales de marzo de este año. “Se iba a entregar en diciembre, pero los 21 días de paro afectaron. Eso descontroló todo. A eso hay que sumarle mes y medio por las lluvias”, remarcó.

Actualmente, en el lugar ya se quitó la malla oscura del cerramiento perimetral que tapó, durante varios años, el edificio. En los alrededores hay al menos 100 trabajadores terminando de construir el parqueo. El ingreso principal ya está pavimentado. En el bloque del lado derecho hay una oficina improvisada para hacer seguimiento al avance de la obra. En el bloque del fondo, todo está casi concluido, tiene azulejo, aire acondicionado y cielo falso.

En el bloque del centro, donde funcionará el auditorio aún se realizan conexiones. En el ingreso por el parque Autonómico 4 de Mayo, se construyó una pequeña plaza y al fondo funcionará un espacio de exposición de obras.

Mientras tanto, siguen las críticas sobre el tiempo de construcción, la inversión y el uso que se dará al edificio.

Uno de los críticos es el concejal de Unidad Cívica Solidaridad, (UCS), Johnny Fernández, quien dijo haber pedido un nuevo informe al Ejecutivo Municipal sobre el avance de la obra y la inversión, pues la última fecha de entrega que le comunicaron fue octubre de 2019. Añadió que con el documento solicitado pedirá una auditoría técnica y jurídica de la obra.

“Dijeron que todo estaría concluido en octubre del año pasado. No sabemos por qué tanta demora. Además, no tendrá el uso como corresponde porque primero nos dijeron que era para bajar los gastos de los alquileres, pero luego dijeron que solo se trasladará cultura. Ahora no sabemos qué vendrá”, dijo.

Similar postura expresó el exconcejal Manuel Saavedra al comparar la obra con la “Casa del Pueblo” en La Paz. “Quisieron hacerse un Palacio. Es un monumento al despilfarro, a la falta de coherencia en la inversión pública y al desprecio al medioambiente”, criticó.

Saavedra remarcó que, pese a que pasaron varios años desde el inicio de la obra, siguen las postergaciones y lo peor es que a estas alturas la “obra ya tiene señales de cierto deterioro sin siquiera haber sido utilizada”.

El concejal suplente Johnny Zeballos cree que hay irregularidades en la obra, pues existe una recepción definitiva de algunos ítems, pero él mismo verificó que aún están en construcción.

Obra, avances y contratos

A la fecha, la Quinta tiene un 93% de avance; falta la ampliación de la línea de electrificación que debe instalar la CRE y detalles del parqueo.

Según Añez, hay una instructiva que indica que, desde el 15 de marzo se comience a trasladar el mobiliario de las secretarías que funcionarán en el lugar.

Aseguró que desde julio del año pasado no se licitó ninguna obra más dentro de la Quinta, por lo que la inversión sigue en Bs 120 millones como se anunció a mediados del año pasado. Aunque este monto es el doble de lo anunciado públicamente en 2013 y de lo fijado en la ficha Ambiental aprobada ese mismo año por la instancia departamental.

Al respecto, Añez insistió en que no hubo retrasos ni variación del monto de inversión, pues hace seis años solo se mencionó el costo de la obra bruta.

En el Sistema de Contrataciones Estatales (Sicoes) hay al menos dos contratos vigentes. Uno por concepto de instalaciones eléctricas (hidrosanitarias, obra fina y acabados) y están a cargo de la empresa AMS Asociados, por Bs 24.495.052. La fecha de finalización es marzo de este año.

También está vigente el contrato de instalaciones exteriores, adjudicado a la empresa Adesa S.A., por Bs 5.844.695.

Un centro metropolitano

Eliane Torrico, del Colectivo Árbol, sugirió que, ahora que la obra ya está concluida, se busque la forma de revertir el impacto sobre el medioambiente. Citó como ejemplo, la recuperación del área verde.

Torrico también plantea que la obra funcione como un centro de monitoreo, investigación y capacitación para generar un impacto positivo al medioambiente.