Escucha esta nota aquí

La alcaldesa interina de Santa Cruz de la Sierra, Angélica Sosa, indicó que hay cinco tareas en agenda para afinar la puesta en marcha de la primera fase del sistema de Buses de Tránsito Rápido (BRT, por sus siglas en inglés). El periodo de prueba durará 60 días y contempla la fase de prácticas, capacitación y socialización de la ‘nueva cultura’ de buses y transporte de la capital cruceña.

1.- La capacitación. Según la alcaldesa, choferes, personal técnico de planta y demás trabajadores deben manejar un estándar para los nuevos buses de transporte rápido con prácticas donde se tomen en cuenta todos los detalles, como la subida y bajada de pasajeros, entre otros.

2. Señalización. La municipalidad también apunta a consolidar la combinación de señales de tránsito verticales y horizontales a lo largo del recorrido y en las calles que convergen en la zona del primer anillo.

3. Tecnología. Se debe concluir la instalación de equipos tecnológicos y la sincronización del plan de semáforos (funcionarán de acuerdo al paso de los buses del BRT), la accesibilidad y controles de ingreso de los pasajeros para las estaciones, así como el seguimiento georreferenciado que garantice los tiempos en los recorridos.

4. Nivelación. La aceras del primer anillo deben concluir con su nivelación. Estas tareas están en marcha, las aceras cuentan con rampas para las personas en sillas de ruedas. También se materializarán señalización para no videntes.

5. Ciclovía. También se debe culminar los accesos de la ciclovía que estará en el camellón del primer anillo y así garantizar el tránsito de ciclistas.

Mientras dura la fase de pruebas, los vecinos que acudan a alguna de las cuatro estaciones habilitadas (en las calles Florida, 21 de Mayo, Cochabamba y Warnes), podrán viajar de manera gratuita. Se prevé que la primera fase del BRT arranque a finales de diciembre de este año.