Escucha esta nota aquí

Lo que se temía ya es una realidad. Palmasola ha sido un blanco fácil del coronavirus. A ocho días de confirmarse la primera muerte por esta enfermedad, el número de casos confirmados y de sospechosos crece cada día, mientras que las medidas de atención se agilizaron tras un amotinamiento de internos y aún se espera que se ponga en marcha el indulto y la amnistía, además de otras figuras jurídicas que permitan descongestionar el reclusorio.

Entre las medidas tomadas dentro del penal está la habilitación de dos centros de aislamiento, uno dentro el PC-4, y otro afuera, en la guardería. El viceministro de Seguridad Ciudadana, Wilson Santamaría, señaló que el coliseo del penal será habilitado también con 100 camas.

Lo curioso es que el ambiente que ya se ha habilitado en el interior del régimen abierto, donde están recluidos alrededor de 4.000 internos, es la famosa ‘casa blanca’, otrora ‘búnker’ del exregente Víctor Hugo Escóbar, conocido como Oti, que hasta marzo de 2018 reinaba en el penal tras haber instaurado un régimen de terror y extorsión entre los reos. Desde ese lugar, a pocos metros del ingreso al PC-4, en la ‘casa blanca’, Oti tenía una vista privilegiada por ser una construcción de dos pisos, además de que contaba con al menos ocho ambientes, además de comodidades y lujos.

Luego de la intervención policial para tomar el control de la cárcel, la ‘casa blanca’ de Oti (que fue victimado meses después en Chonchocoro de La Paz), fue habilitada como un centro de estudios para los internos. Ahora, con la emergencia sanitaria por coronavirus, pasó a ser un centro de aislamiento para las personas que tienen síntomas de sospecha de coronavirus. El lugar ha sido habilitado con camas y actualmente allí hay unas 25 personas aisladas.

El secretario de Gobierno de la Gobernación de Santa Cruz, Vladimir Peña, explicó que dentro del plan de contingencia contra el coronavirus fueron habilitados esos dos ambientes y puntualizó que durante cuatro días consecutivos un equipo disciplinario del Sedes, en coordinación con el Gobierno municipal de Santa Cruz de la Sierra y la Dirección de Régimen Penitenciario, realizan atención médica a los internos con sintomatología.

Por otra parte, el gobernador del penal, teniente coronel Luis Fernando Céspedes, señaló que la guardería ha sido habilitada  como centro de aislamiento fuera del PC-4. Allí están asilados también otros pacientes.

El informe oficial da cuenta de que hasta ayer habían sido atendidos 172 pacientes, se tomaron 45 muestras sobre Covid-19 a casos sospechosos, además de 22 que están en aislamiento dentro del centro penitenciario, y 25 han diagnosticado coronavirus en estos días. A ellos se suman otros 16 que fueron evacuados para recibir atención en tres hospitales de la ciudad. 

Por otra parte, se ha confirmado que otro de los fallecidos la semana pasada, tenía coronavirus, por lo que ya son dos los internos muertos por la enfermedad.

En ese contexto, los internos esperan que se cumpla el compromiso de las autoridades de poner en marcha la ejecución del Decreto Supremo de indulto y amnistía para descongestionar el penal, el más poblado del país. Para tal efecto, las autoridades penitenciarias, además de la Fiscalía y el Tribunal de Justicia, han sostenido continuas reuniones de coordinación.

Comentarios