Escucha esta nota aquí

El Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) de la CIDH se desplazó a Montero para proseguir con las entrevistas a las víctimas de los diversos sucesos de violencia acontecidos entre septiembre y diciembre del pasado año. La reunión privada se lleva a cabo en la iglesia Nuestra Señora de las Mercedes.

Eran las 15:20 cuando el micro que trasladó a los integrantes de la comisión arribaba a Montero. Sin mediar palabra y tras saludar a los organizadores de la Asamblea Permanente de los Derechos Humanos que prepararon el escenario, ingresaron al templo.

Instantes después las familias de Mario Salvatierra y Marcelo Terrazas realizaron el mismo recorrido hacia el interior de la Iglesia, para instalar la sesión.

Antes de su ingreso, la viuda de Mario Salvatierra, Eduarda Salvatierra, expresó su confianza en que “la labor de la CIDH pueda esclarecer la muerte de mi esposo”. Junto a sus dos hijos y una sobrina, acudieron ante la comisión para testimoniar los hechos de aquel fatídico 30 de octubre de 2019.

Los familiares de Salvatierra manifestaron su indignación ante la justicia ordinaria porque dejó en libertad a los acusados por la muerte de Mario. “Duele ver que todo el mundo está en la calle como que nadie haya hecho nada, y mi esposo esta muerto”, se lamentaba Eduarda.

Recuerda a su esposo como “un padre ejemplar, una persona trabajadora” que durante la semana trataba de conseguir el pan para la casa “y el fin de semana se dedicaba a jugar a la pelota”.

A su llegada a Montero, y antes de ingresar a la entrevista con el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes de la CIDH, Marcelo Terrazas se mostró convencido en que se logrará esclarecer el asesinato de su padre (también de nombre Marcelo, otra de las víctimas en Montero) y ejercer “la justicia que no se está logrando en Bolivia”. Argumentó que presentará las pruebas del proceso judicial que se inició para demostrar y constatar su declaración.

En un breve contacto con los medios, pidió que “la CIDH sea imparcial y busque la verdad de los hechos sin dejarse influir”. Recuerda que “desde que entró el gobierno, las investigaciones se han frenado” o han retrocedido puesto que dos de los acusados principales, Deysi Choque y Facundo Molares (este último de nacionalidad argentina, quien ya está de vuelta en su país), obtuvieron su libertad.


Según supo EL DEBER, es probable que la comisión continúe el trabajo en Montero durante la jornada de mañana, convocando a otras víctimas de los sucesos en el barrio Cofadena.

La mañana de este jueves, la expresidenta Jeanine Áñez compareció ante la comisión para ofrecer su versión. Desde su cuenta personal de Twitter, la exmandataria manifestó: “asistí a una reunión con la GIEI para aportar a la investigación sobre la violencia en octubre y noviembre de 2019”.

Además, resalta que la violencia respondió a un “plan y a la estrategia de poder del MAS”. Áñez acudió ante la comisión acompañada del exministro Branko Marinkovic.

Además del encuentro con Áñez, la comisión de la CIDH también se reunió con el gobernador Rubén Costas en la casa de Gobierno en la plaza 24 de Septiembre.





Comentarios