Escucha esta nota aquí

Tras una reunión con las autoridades sanitarias regionales, el titular de la Dirección Departamental de Educación (DDE) de Santa Cruz, Gilberto Molina, descartó el retorno a las aulas bajo la modalidad semipresencial en la capital cruceña, al menos hasta que culmine el primer trimestre de la presente gestión educativa.

“No es el momento oportuno para el retorno a clases porque todavía existe un alto riesgo de contagio de coronavirus en el municipio capitalino, lo que significa que terminaremos el primer trimestre, a fines de abril, con la modalidad a distancia por medios virtuales. Quizá en provincias se puede cambiar de modalidad, pero en la ciudad capital nos mantenemos con la modalidad a distancia”, informó la autoridad educativa, después de sostener una reunión con el director del Servicio Departamental de Salud (Sedes), Marcelo Ríos, en la que se analizó la situación epidemiológica del coronavirus y el riesgo que se corre con un cambio de modalidad.

Del encuentro también participaron representantes de los colegios privados y de convenio, además de representantes de los padres de familia.

No obstante, se acordó comenzar a trabajar en un nuevo protocolo de bioseguridad para considerar un cambio a la modalidad semipresencial posiblemente a partir del segundo trimestre, que empieza el 7 de mayo, aunque eso dependerá del comportamiento de la pandemia.

En este sentido, el titular de la DDE anunció sanciones para los directores de los establecimientos educativos de la ciudad que han anticipado el retorno a las aulas con la forma semipresencial.

Molina informó que esa instancia ha recibido quejas de padres de familia que denuncian que algunos centros educativos de la urbe han instruido a los niños asistir a clases, alternando días, pero esto va en contra de las disposiciones vigentes, por lo que la DDE ha pedido a las direcciones distritales realizar el seguimiento necesario a fin de aplicar sanciones en caso de comprobarse las denuncias.

Asimismo, pidió a la Alcaldía Municipal apoyar con los controles, porque la vigilancia de las actividades que impliquen aglomeración de personas es una tuición de los gobiernos municipales.

Agregó que, de comprobarse esta situación, los directores pueden ser pasibles a procesos administrativos y, si por esta situación, surgen contagios también pueden ser sometidos a procesos penales por atentar contra la salud pública.

En el caso de los colegios privados, las sanciones también pueden derivar en el cierre de las unidades educativas.

El titular de la DDE aclaró que cuando toda la población cruceña esté vacunada contra el coronavirus recién se podrá volver a la modalidad presencial y esto puede ocurrir en agosto si no hay interrupciones en el plan de vacunación. Esto porque, si bien los niños en su mayoría son asintomáticos, pueden llevar al virus a la casa y enfermar a la familia.

En el resto de los municipios se están aplicando las modalidades según el grado de riesgo y donde este es mínimo están con clases presenciales.

Pensiones

La DDE también advirtió que hará seguimiento a los colegios particulares que no están dando cumplimiento con los descuentos en las pensiones escolares y pide a los padres de familia formalizar sus denuncias ante las direcciones distritales.

El incumplimiento a la disposición gubernamental puede ser sancionado con multas económicas, indicó el titular de la Dirección Departamental de Educación.



Comentarios