Escucha esta nota aquí

La explosión del Covid-19 ha alcanzado a autoridades y a funcionarios de los tres niveles del Estado y otros han optado por aislarse al haber entrado en contacto con pacientes contagiados, lo que en algunas dependencias ha dado lugar al aislamiento casi por completo de los servidores públicos.

Este es el caso de la Defensoría de la Niñez y de la Adolescencia y Asuntos Generaciones del Gobierno Municipal cruceño, cuyas dependencias centrales fueron cerradas temporalmente al público para ser sometidas a una desinfección profunda, después de que una decena de operarios entraran en aislamiento por seguridad. 

Para no dejar sin atención a la población, los  casos de emergencia están a cargo de un equipo que opera desde las oficinas de la Unidad de Víctimas Especiales (UVE).

De igual forma, el equipo del Servicio Departamental de Salud (Sedes), a la cabeza del secretario de Salud de la Gobernación, Óscar Urenda, decidió entrar en aislamiento luego de que uno de sus miembros diera positivo a Covid-19; sin embargo, desde el confinamiento continúan al mando de las operaciones de contención del coronavirus en la región.

La secretaria de Desarrollo Humano de la Alcaldía, Rossy Valencia, confirmó que las oficinas centrales de la Defensoría de la Niñez y Adolescencia y Asuntos Generacionales, ubicadas en la zona norte de la ciudad, están siendo sometidas a un proceso de desinfección desde hace dos días y que el personal se encuentra a la espera de las pruebas de Covid-19 que les hicieron, de modo que los casos urgentes están siendo atendidos por un equipo que desarrolla funciones desde las oficinas de la UVE, ubicadas por inmediaciones del Palacio Justicia. 

“En todo caso, mientras no salgan los resultados de las pruebas, esa va a hacer la política: de servicio a la población y  seguridad a nuestros funcionarios”, dijo Valencia, al insistir que, por ningún motivo, se dejará desprotegida a la población, pero también se cuidará la salud de los servidores públicos.

En esta repartición diez funcionarios entraron en cuarentena, después de tener contacto directo e indirecto con una niña que fue una posible víctima de abuso sexual. La pequeña pernoctó en un hogar porque no había ningún familiar disponible. A la mañana siguiente, la pequeña despertó con fiebre. 

El personal que entró en contacto con la pequeña fue el equipo del turno de la mañana, pero, por seguridad, ingresaron en cuarentena también los del turno de la tarde. Una vez que salgan los resultados se evaluará el reinicio de actividades en las oficinas centrales.

Por su parte, el secretario general de la Gobernación, Roly Aguilera, informó que el secretario Óscar Urenda y el director del Sedes, Marcelo Ríos, “continúan al mando de la crisis sanitaria y simplemente trabajan desde un espacio separado.  A través de medios digitales siguen a cargo de la coordinación y atención de las acciones de control del Covid-19”. No obstante, el reporte diario de casos pasó a manos del secretario general.

El gobernador de Santa Cruz, Rubén Costas, informó este jueves que, a través de una videoconferencia, tuvo un contacto con el secretario Urenda y constató que está trabajando junto a su equipo del Sedes. “Estamos sincronizando todos los trabajos, están bien de salud y tomando todas las medidas necesarias para precautelar la salud, pero lo que hay que hacer, por responsabilidad, compromiso y porque ese es nuestro deber, es seguir trabajando para proteger la salud de los ciudadanos", dijo Costas.

La asambleísta Kathia Quiroga se sumó a las autoridades que entraron en cuarentena por el Covid-19, empezando por los ministros Fernando López y María Elva Pinckert, quienes han anunciado que seguirán trabajando desde sus domicilios.

Comentarios