Escucha esta nota aquí

or tercer año consecutivo se realizará esta semana en Santa Cruz la Exposición Filatélica Nacional - Exfina 2017, que en su novena versión tomará la galería de arte del Centro Boliviano Americano (Sucre # 364) y presentará a 40 coleccionistas que vienen de Chuquisaca, Cochabamba, La Paz, Oruro, Potosí, Tarija, Beni y Santa Cruz. 

La Exfina es organizada por la Federación Filatélica Boliviana y por el Centro Filatélico Santa Cruz. Se inaugurará hoy, a las 19:00, y se extenderá hasta este sábado. 

Celebración

Este año, uno de los actos importantes de la Exfina será la celebración de los 150 años de la emisión de la primera estampilla boliviana, ocurrida en 1867, durante la presidencia de Mariano Melgarejo, piezas que se conocían como Cóndor de los Andes.

A la redacción de EL DEBER acudieron tres expertos en filatelia para hablar de la exposición y de su dedicación en el mundo de los sellos: Martha Villarroel, presidenta de la Federación Filatélica; Franklin Parada, experto en literatura de sellos, y Luis Dorado Vásquez, coleccionista y encargado de editar la revista de filatelia Postales de Bolivia. 

Parada resaltó que antes a Santa Cruz no se la consideraba una ‘potencia’ en esta disciplina, pero desde que Martha Villarroel llegó a la presidencia de la federación, ya se van realizando tres veces la Exfina en esta ciudad.

Durante los seis días que dure el evento se exhibirán estudios de variados temas referentes a emisiones antiguas y modernas de Bolivia y de diferentes países del mundo. El jurado calificador estará presidido por Luis Carlos Fritzen (Brasil), de la Federación Interamericana de Filatelia. 

Celebración

“Cuando hablamos de filatelia debemos comprender que los que coleccionamos estampillas  lo hacemos por varias razones: por estudio, otros para satisfacer el deseo de tener una buena colección, alguno que otro por un tema específico,y no falta alguno que consigue estampillas para venderlas más caras después”, explicó Luis Dorado.

Martha Villarroel empezó recogiendo los sellos que botaban en el antiguo correo cruceño, ahí era una niña. Con el tiempo su afición de coleccionar lo que recogía se convirtió en un tema muy serio, y hasta ahora ha ganado 120 medallas por sus colecciones en todo el mundo, entre ellas 34 de oro grande y más de 40 de oro normal. En 2011 ganó el campeonato mundial de filatelia en la India. En Bolivia tiene el rango de Timbre de Honor, que se le da a los que tienen colecciones importantes. 

“Lo importante no es el valor económico que tengan los sellos, sino lo que trabajamos reuniéndolos”, comentó Villarroel.

Parada dijo que si bien el correo ha ido perdiendo fuerza en todo el mundo con el internet, esto ha provocado que los diferentes países se esfuercen más en hacer sellos de calidad, con mejores diseños y, por ende, más ‘apetecibles’.

Los 40 expositores presentarán alrededor de 80 marcos con sus mejores colecciones. 

Comentarios