Escucha esta nota aquí

Luego de más de 100 días de haber cerrado sus puertas debido a la cuarentena por el Covid-19, este miércoles, 8 de julio, la Feria Barrio Lindo volverá a atender al público en la capital cruceña. Para ello, los feriantes han preparado un protocolo de bioseguridad que será de cumplimiento estricto para minimizar el riesgo de contagio entre los vendedores y sus compradores.

Además, se han dispuesto cámaras de desinfección y se contrató los servicios de ambulancia para socorrer o evacuar a algún enfermo, o también para responder ante cualquier contingencia que pueda ocurrir. 

Serán dos de estos vehículos que estarán de forma permanente en la rotonda del cuarto anillo de la avenida Cumavi para responder ante la emergencia.

Habrá personal que controlará el ingreso de los compradores a quienes se les tomará la temperatura corporal, como medida de prevención. También se dispuso que cada feriante debe contar con alcohol en gel disponible y a vista fácil de los clientes para que procedan a su uso, como también de baldes con agua y jabón que serán colocados a una distancia cercana unos de otros.

Marcelo Solares, presidente de la Federación de Comerciantes de la Feria Barrio Lindo, señaló que se pedirá al municipio que se abra la posibilidad de tener un segundo día de atención. "Hemos propuesto que sea cada viernes", dijo el dirigente ante la imposibilidad que existe ahora, por la cuarentena, de abrir la feria los sábados como antes de la emergencia sanitaria se lo hacía.