Escucha esta nota aquí

A través de sus sistemas de prevención, el 26 de julio la Gobernación emitió su primera alerta sobre la posibilidad de incendios en el departamento y el 7 de agosto pidió a la Autoridad de Fiscalización y Control Social de Bosques y Tierra (ABT) que se frenen los chaqueos. 

“El 26 de julio emitimos la alerta naranja tomando en cuenta que el 40% del departamento ya estaba en riesgo de incendio. El 1 de agosto se emitió la alerta amarilla y el 7 de agosto la alerta roja y formalmente se envió una carta a la ABT para que se frenen los chaqueos”, señaló Roly Aguilera, secretario general de la Gobernación, en la Red Uno.

La autoridad explicó que una vez los municipios se declaran en emergencia, la Gobernación interviene para brindar apoyo y cuando se declara desastre departamental, el Gobierno central activa mecanismos para brindar recursos y apoyo logístico.

La autoridad departamental valoró la importancia de realizar un trabajo en conjunto, dejando de lado las diferencias políticas y pidió apertura para canalizar la cooperación internacional.

Podemos y debemos pedir ayuda internacional. No son momentos de ego y de mostrar quien está por encima de otros”, concluyó Aguilera.

También te puede interesar:

Comentarios