Escucha esta nota aquí

La Gobernación de Santa Cruz envió una importante cantidad de alimentos para los bomberos que combaten los incendios forestales en el municipio de Postrervalle, ubicado en la provincia Vallegrande. La cantidad total es de una tonelada, según las autoridades.

La ayuda consiste en artículos de la canasta familiar, como harina, arroz, fideos, cebollas, tomate, papa, sal, azúcar, queso, mantequilla, atún entre otros productos que ayudará en la alimentación de las personas que luchan para mitigar las llamas en esa zona del departamento de Santa Cruz.

Tatiana Áñez, directora del Comité de Operaciones de Emergencia Departamental (COED), indicó que también se entregará donaciones a dos familias que lo perdieron todo, incluidas sus viviendas, a causa del fuego.

“En el transcurso del día también se enviarán brigadas médicas para que atiendan a la gente con problemas de salud”, dijo Áñez y agregó que, a ese mismo municipio, se asistirá con alimentos para los animales afectados.

Ayer, los bomberos de San Ignacio de Velasco y de Concepción recibieron dos toneladas de alimentos para las ollas comunes. En esas dos regiones son más de 400 personas que combaten las llamas.

Este miércoles en EL DEBER Radio, el ministro de Defensa, Fernando López, informó que en Bolivia existen 1.149.000 hectáreas afectadas por los incendios, de las cuales 679.000 están en Santa Cruz. 

Los otros departamentos, que también combaten los focos de calor son Cochabamba (17.496 hectáreas), La Paz (2.076), Tarija (1.114), Beni (449) y Oruro (287), además de la población chuquisaqueña de Macharetí.