Escucha esta nota aquí

Óscar Urenda, secretario de Salud de la Gobernación, se mostró complacido con las medidas restrictivas dictadas mediante decreto la noche del miércoles por la presidenta Jeanine Áñez. 

Entre esas medidas, la mandataria instruyó que las alcaldías y las gobernaciones deban dictar autos de buen gobierno y medidas de control, para el cumplimiento de la cuarentena.

Asimismo, advirtió que, en caso de incumplimiento de sus deberes, los servicios departamentales de salud, durante la emergencia pasarán a depender del Ministerio de Salud.

Sobre esto último, Urenda dijo que no es el caso de Santa Cruz, puesto que el Sedes está desarrollando una ardua labor sanitaria en el afán de contener la propagación del virus.

El decreto señala los Sedes que incumplan, pasarán a depender del Ministerio de Salud. El Sedes depende exclusivamente de la Gobernación y tiene una coordinación técnica con el Ministerio”, aclaró el secretario de Salud local.

Sobre dictar otras medias, se conoció que en la Gobernación están analizando la posibilidad de dictar en las próximas horas un auto de buen gobierno para preservar con más firmeza el cumplimiento de la cuarentena en Santa Cruz.

Mientras tanto, los casos positivos del nuevo coronavirus siguen creciendo en Santa Cruz. Ya van 27, con los tres últimos registrados el miércoles, según informó en rueda de prensa Óscar Urenda, secretario de Salud de la Gobernación.

Hasta ayer miércoles el informe oficial dio cuenta de 24 casos, pero en horas de la noche, se confirmaron tres más (uno importado y dos de contacto) sumando un total de 27: 17 mujeres y 10 varones.

Asimismo, hay 10 pacientes sospechosos de portar el virus, 291 contactos bajo vigilancia epidemiológica, en tanto que 88 sospechosos fueron descartados.

A decir de Urenda, ninguno de los afectados está en estado grave. De todos modos, los que presentan algunos síntomas han sido internados en el hospital del Distrito Municipal N° 5.

Entre los últimos casos figura el paciente de Vallegrande, quien, al parecer, tuvo contacto con un extranjero llegado de Europa hace unos días.

Marcelo Ríos, director del Sedes, manifestó que producto de la relación del infectado con su entorno hay 10 contactos a los que se les está haciendo seguimiento en Vallegrande.

“Un equipo del Sedes fue a dicha población a realizar la contención y ya está retornando. En coordinación con el alcalde y el subgobernador, llevaron a cabo una capacitación a 15 personas del sistema de salud local para que hagan la respectiva investigación de otros posibles contactos. La recomendación en Vallegrande es que sigan con la cuarentena y colaboren con la información que se pide”, señaló Ríos.

En Bolivia, hasta el momento hay 43 casos; 27 en Santa Cruz, ocho en Oruro, cuatro en Cochabamba y cuatro en La Paz.

En Roboré

Hace dos días, en Roboré, 11 personas integrantes de una familia, fueron puestas en aislamiento domiciliario al ser consideradas sospechosas de coronavirus porque una de ellas presentó síntomas de la enfermedad.

Marcelo Ríos aseguró que un equipo de respuesta inmediata del Sedes se trasladó al lugar, identificó a los contactos e hizo la toma de muestra y ha profundizado en la investigación. Agregó que ninguno de los afectados presenta complicaciones, excepto la persona a la que se está haciendo la contención respectiva.

Se espera que Cenetrop emita los correspondientes resultados de los exámenes laboratoriales.

Apoyo a grupos vulnerables

Urenda informó también sobre el apoyo a las comunidades ayoreos situadas al este de la urbe cruceña, a las que se les ha llevado alimentos y se les prestó atención médica, según la autoridad.

Del mismo modo, un equipo del servicio de Políticas Sociales hizo llegar un lote de alimentos de primera necesidad a los adultos mayores que se encuentran viviendo en el albergue Dios nos Ilumina, para que puedan estar abastecidos durante este periodo de cuarentena que atraviesa el país.

Comentarios