Escucha esta nota aquí

Autoridades de la Gobernación de Santa Cruz en coordinación con personal médico siguen realizando ensayos de cómo será el funcionamiento del domo I del hospital Japonés. Este viernes se espera que ingrese el primer paciente de Covid-19.

“Todo está listo. Estamos probando toda la funcionalidad tanto de los equipos como el trabajo bajo protocolo establecido con todas las medidas de bioseguridad”, indicó Neisy Surriabre, directora del Japonés.

Entre médicos, enfermeras y personal de servicio trabajarán 29 personas por turno. Surriabre añadió que por ser un área restringida (se atenderá solo a pacientes críticos) todo el personal tendrá un equipo de protección adecuado para el manejo de personas que luchan contra el coronavirus.

En esta nueva inspección también estuvieron Roly Aguilera, secretario General de la Gobernación y Marcelo Ríos, director del Servicio Departamental de Salud (Sedes). Ambos destacaron la tecnología y las comodidades existentes para la atención de pacientes en estado grave.

 Ríos indicó que para esta primera etapa se ha conformado dos equipos de terapistas con su respectivo personal de enfermería. Serán 12 las unidades de terapia intensiva que estarán en funcionamiento, mientras se prepara un tercer grupo de terapistas para llegar a 18 UTI en los próximos días.

En el domo 1 se atenderá a 30 pacientes críticos, mientras que en el domo 2 ingresarán 44, haciendo un total de 74, que ayudará a frenar la tasa de mortalidad en Santa Cruz a causa de la pandemia. Con las unidades de terapia intensiva, que próximamente ingresarán en funcionamiento, además de las del hospital San Juan de Dios y las del hospital de tercer nivel de Montero serán más de 100 que se tendrá a disposición de la población.

Ambos domos, que tienen un costo de Bs 4.9 millones, tendrán un acceso directo desde el tercer anillo interno para evitar que los pacientes crucen todo el hospital. Santa Cruz, con 19.991 casos positivos, es el departamento más afectado por la pandemia.