Escucha esta nota aquí

Desde la catedral cruceña, a través de su homilía, el arzobispo de Santa Cruz, monseñor Sergio Gualberti, pidió trabajar en la preservación de la naturaleza, creación de Dios, y  condenó las acciones criminales que están causando los incendios forestales, que han destruido miles de hectáreas en el departamento y en el país. 

"Este año en particular les pido trabajar para dejar un nido para sembrar vida y esperanza, como dice el lema por la creación. Les invito a participar  de esta iniciativa y trabajar en preservar la creación, siempre amenazada también en otro país. Igual que otros años y, a pesar de la pandemia, estamos sufriendo por los incendios de miles de hectáreas, provocados por acciones criminales en busca de un provecho económico", expresó Gualberti.

Instó a tomar conciencia, de una vez por todas, que nuestra suerte está estrechamente unida a la suerte de naturaleza, el medioambiente y la biodiversidad. "Por esto, pidamos perdón a Dios por los pecados en contra de la creación porque son pecados en contra de nuestra vida humana y de Dios", exhortó el pastor de la Iglesia en Santa Cruz. 

Recogiendo el mensaje evangélico pidió hacer un examen de conciencia y recordó que el Señor no nos impone su voluntad y que siempre está dispuesto a perdonarnos.

Los incendios forestales han consumido un 1 millón de hectáreas en todo el país y más de 770.000 hectáreas en Santa Cruz. Actualmente, los bomberos forestales se encuentran atendiendo varias emergencias en Cordillera, en los Valles y en la Chiquitania.