Escucha esta nota aquí

La presidenta del Consejo Nacional de Ayllus y Markas del Qullasuyu (Conamaq), Ana Susana Larrea Stacher, fue enviada a la cárcel de Palmasola por resolución emitida por la jueza anticorrupción, Albania Caballero, tras ser imputada por la Fiscalía por el delito de cohecho activo, al descubrirse su relación con la venta de cargos de notarios en dólares.

Ana Susana Larrea Stacher fue detenida ayer en su casa por la avenida Piraí, entre cuarto y quinto anillo durante un allanamiento en el que la Fiscalía anticorrupción, dirigida por Rose María Barrientos, le incautó dinero en efectivo (más de $us 20.000), así como cuatro teléfonos y documentación.

La Fiscalía la imputó por cohecho activo, luego del desdoblamiento de audios que registran su conversación con el ex presidente del Tribunal Departamental de Justicia de Santa Cruz, Zenón Rodríguez, en los que se escucha a la mujer pidiendo dinero, desde $us 3.000 hasta $us 6.000 para asegurar cargos de notarios en Santa Cruz y favorecer a amigos y familiares.

La investigación se inició el 31 de agosto tras la detención en La Paz de Zenón Rodríguez, que en ese entonces desempeñaba el cargo de director jurídico de Asuntos Indígenas, dependiente del Ministerio de Justicia. Rodríguez también permanece detenido en la cárcel de Palmasola por delito de beneficio en razón del cargo.

 Larrea Stacher, que ante la Fiscalía guardó silencio, frente a la jueza Albania Caballero dijo que es inocente y lo único que hace es ayudar a la gente para que encuentre justicia. Dijo que nunca recibió dinero y que el monto que se le encontró entre sus prendas de vestir es prestada para devolver un anticrético. Sin embargo, reconoció ante la jueza que un abogado en La Paz le ayudaba a conseguir cargos

La presidenta del Conamaq acudió a defenderse con tres abogados que plantearon incidentes, pero todos fueron rechazados y fue enviada a la cárcel de Palmasola. 

La Fiscalía entregará los cuatro teléfonos secuestrados para que sean sometidos a una pericia informática, además hará un análisis de ampliación de la documentación. 

 Ana Susana Larrea Stacher, demandó con una acción de libertad a la fiscal Rose María Barrientos así como a la jueza Albania Caballero. El recurso fue presentado por considerar que la Fiscalía le vulneró sus derechos en su condición de titular del Conamaq y siendo inocente de los delitos.

Sin embargo, la acción de libertad le fue denegada por la jueza de garantías, Gabriela Salas. La audiencia fue asistida por la fiscal anticorrupción, Ana Luisa Heredia, que justificó con documentación la aprehensión de Ana Susana Larrea.