Escucha esta nota aquí

Luego de que se conociera la historia de Adhemar Zurita García (31), el hombre con problemas mentales detenido en la cárcel, la Justicia y el Ministerio Público se pronunciaron este martes para informar que desconocían de su discapacidad. Además, aseguraron que el acusado tiene dos procesos penales de similares características.

Edil Robles, presidente del Tribunal Departamental de Justicia, informó que la primera denuncia contra el hombre data del año 2015, cuando fue acusado de abuso sexual. Sin embargo, aclaró que este caso luego fue cambiado por el Ministerio Público, pues lo imputaron por el delito de acoso sexual.

“Se presentó la acusación por la Fiscalía y pidieron la sentencia condenatoria por el proceso de acoso sexual a niño, niña adolescente. Por este caso aún no hay certificado del IDIF (Instituto de Investigación Forense), pero sí existen otros informes que confirman el hecho”, agregó.

Robles indicó que la segunda acusación contra Adhemar, por la cual está preso, se dio a principios de este año, pues fue sindicado de intento de violación una niña de tres años.

Por su parte, el fiscal departamental, Roger Mariaca, indicó que cuando fue imputado por esta tentativa de abuso sus familiares y su defensa legal no informaron sobre su discapacidad mental, por lo que la Justicia determinó su reclusión, valorando también los antecedentes que tiene.

Fue el 22 de enero que Adhemar fue enviado con detención preventiva por 90 días al Centro de Readaptación Productiva de Montero (Cerprom). Mariaca explicó que cuando se cumplió este plazo, la Justicia ordenó la ampliación de la reclusión.

“Es importante manifestar que, según el sistema que maneja la Fiscalía, Adhemar a la fecha tiene dos procesos penales, ambos con acusación formal y el proceso que hoy nos llama la atención es por el que fue aprehendido en enero del presente año, en base a los indicios que determinaron su detención preventiva”, explicó.

En este proceso, un menor de cinco años fue testigo presencial de los hechos del imputado, quien ingresó al lugar donde pretendía abusar sexualmente de una menor de edad. “El niño de cinco años fue testigo de los hechos cometidos por este señor. Su hermanito llegó a ser un héroe porque es él, el que lo encuentra en esa situación”, mencionó Mariaca.

Detalló que el Ministerio Público respetará los derechos tanto del denunciado como de las víctimas, y será a través de la defensa de Adhemar que se deben activar los recursos para que este cumpla condena fuera de la cárcel y dentro de un centro siquiátrico, para que lo traten de su enfermedad.

“No podemos dejar de lado que existe una menor de edad, un relato de los hechos y un testigo (...) Pero no vamos a cohibir el derecho a la defensa dentro de las investigaciones”, precisó el fiscal

Sobre el caso, el progenitor mostró la cédula de identificación de su hijo al indicar que esta certifica que es discapacitado. Además, pide que su hijo sea sacado de la cárcel argumentando que no merecer estar encerrado, debido a que no es consciente de sus actos.

“A mi hijo lo tienen como a un ladrón, pero él es como un niño, a veces no sabe lo que hace (…) El juez y fiscal no entienden que es discapacitado, que tiene carné de discapacidad y que el informe médico del siquiatra confirma esta incapacidad”, lamenta el hombre.

​z

Comentarios