Escucha esta nota aquí

El municipio de Concepción no ejecutó el desalojo de los loteadores del área ecológica La Laguna, al cumplirse ayer las 72 horas de plazo que les otorgó para que abandonen la zona voluntariamente. El alcalde David Mollinedo, dijo que ‘no será muy drástico con esta gente’ y que invitó a sus representantes a dialogar el sábado por la mañana en su despacho del Gobierno Municipal. “Les explicaremos técnicamente una vez más que es imposible que se asienten en el lugar por ser un área ecológica y patrimonio de Concepción, pero buscaremos otras alternativas, pese a que no es obligación del municipio”, afirmó.

La decisión de la autoridad edil generó malestar en el presidente cívico José Serrate, quién dijo que no se puede mostrar debilidad y que el documento suscrito entre el Gobierno Municipal, el Comité Cívico, vecinos y OTBs del área de influencia, establecía utilizar la fuerza pública para desalojarlos, al cabo de las 72 horas que ya se cumplieron. Ayer, una comisión de la Asamblea Permanente de Derechos Humanos de Santa Cruz, a la cabeza de su presidenta María Inés Gálviz, llegó hasta el lugar del conflicto.

Dijo que no encontró agua en La Laguna ni un justificativo que obligue a la gente a desistir de reclamar un lugar donde vivir. El número de personas asentadas en La Laguna llega aproximadamente a doscientas y crece conforme pasan los días. Una bandera boliviana se levanta en el lugar mientras mujeres, hombres y niños hacen vigilia en los espacios tomados y comen de una olla común. Víctor Quispe dijo que no se moverán del lugar a menos que sean reubicados por el municipio. El concejal Dionisio Algara- ñaz explicó que es imposible el asentamiento humano en la zona porque es un área protegida declarada mediante ordenanza municipal de 2007. La Laguna está a menos de un kilómetro de la represa Zapocó y en el pasado concentraba agua en unas tres hectáreas aproximadamente

Tags