Escucha esta nota aquí

La persistente lluvia que se inició la noche del domingo ha calmado la tensión en el inicio de este lunes, pues impide que la gente se manifieste en las calles. Los puntos de bloqueo se reconocen por la presencia de llantas, piedras y maderas sobre la vía, aunque estas no impiden el tránsito de los pocos vehículos que circulan por la capital cruceña. En los mercados públicos, también se observa una actividad irregular, con pocos puestos abiertos, a pesar de que se estableció que solo están autorizados para atender los martes y viernes.

Tras la concentración realizada el domingo al pie del Cristo Redentor, los cívicos pidieron mantener la protesta social hasta que se abrogue la Ley 1386 y se agende la derogación de las demás leyes cuestionadas. Apenas unas horas después de concluir el masivo encuentro, la lluvia asumió un protagonismo relevante.

Al amanecer del lunes, la ciudad mantiene esa misma imagen. Las calles vacías, sin gente en los puntos de bloqueo, y con un escaso tránsito vehicular. En el Plan Tres Mil se observa un mayor flujo de motorizados, pero todavía con muy pocas unidades de transporte público urbano. La doble vía a La Guardia también destaca por su fluido tránsito.

En los mercados se observa poca afluencia de personas, tanto de vendedores como de compradores, desde primeras horas. Apenas unos puestos abiertos en el céntrico mercado de Los Pozos tratan de abastecer a la población. Los cívicos propusieron los días martes y viernes como jornadas de abastecimiento.

Mayor movimiento se observa en las entidades bancarias que pagan el bono Juancito Pinto y el Bono Escolar Municipal. Padres de familia aguardan el horario de atención para hacer efectivas las ayudas económicas para los estudiantes.

La resolución del Comité pro Santa Cruz, en consulta con los diversos sectores organizados, determinó mantener el paro nacional y la situación de alerta movilizada hasta que se promulgue la ley de abrogación propuesta por el Ejecutivo. 

Desde las 18:00 horas de este lunes, la Cámara de Diputados iniciará el tratamiento de la normativa que deberá pasar, posteriormente, a Senadores. Con el visto bueno de ambas cámaras, el presidente Luis Arce promulgará la ley que anule definitivamente la 138, también llamada "Ley Maldita" por varios sectores que consideran que atentan contra los derechos constitucionales del ciudadano.

En su discurso del domingo, Rómulo Calvo, titular de la entidad cívica, también exigió a las autoridades una agenda para la abrogación del resto de leyes que componen el paquetazo y la restitución de los 2/3 de votos en el reglamento de las cámaras legislativas.

Comentarios