Escucha esta nota aquí

EL DEBER llegó hasta el barrio Comarapa en el distrito 9 en la zona sur de la capital cruceña, para conocer el estado en el que quedaron las casas luego de que soportar la incesante lluvia caída entre domingo y lunes, que dejó calles anegadas.

Una de las viviendas más afectadas en esa zona fue la de Raúl García, un vecino que tiene que lidiar con el agua en cada tormenta pues su patio queda convertido en una pequeña laguna, "Las autoridades nos colaboran para desagüar pero esperamos una solución definitiva a este caso", dijo.

Otras lugares afectadas fueron el barrio San Francisco en el distrito 12 y la zona de los Vallecitos. En estos lugares se tuvieron que utilizar motobombas para el desagüe. Similar situación se dio en el barrio Totoras y el Gallito del Plan Tres Mil.

“Estamos desplegando gente a diferentes sectores de la ciudad para tratar de dar asistencia a todos los que la necesiten. Tenemos motobombas y el personal técnico para realizar los trabajos”, dijo Roxney Borda, responsable de la Unidad Municipal. de Emergencia