Escucha esta nota aquí

Agua. Fue como una bendición. La lluvia que cayó el lunes en algunos puntos de la Chiquitania acabó totalmente con algunos incendios, pero de los 36 que se registraron hasta este lunes al menos 27 siguen activos. Así lo informó el Gobierno Autónomo Departamental de Santa Cruz. Y como el fuego avanza rápidamente, ya son 1.309.755 hectáreas devoradas a lo largo y ancho del departamento cruceño. 

“El 42% de las áreas afectadas es bosque y el resto son pastizales y matorrales. La buena noticia es que hay una reducción de incendios gracias a la lluvia y al trabajo de liquidación que se está haciendo en las zonas”, dijo la secretaria de Medio Ambiente de la Gobernación, Cinthia Asin. La autoridad también contó que dos grupos de voluntarios viajaron a las poblaciones para sumarse a las brigadas de ayuda. Se trata del Grupo Feroz, que ya está en Concepción, y otro conjunto de 13 bomberos, de Navarra (España), que se ubicaron en Cabezas.  

Por el momento, son 12 municipios de nueve provincias, que sufren del fuego. Hay tres incendios nuevos distribuidos en una comunidad yuracaré-moxeña de Yapacaní, Agua Buena de Cabezas y El Limón de Gutiérrez. Doce son los lugares controlados y 275 los incendios forestales controlados en lo que va de 2020.

Concepción cuenta con cinco incendios y uno de ellos está en la rica Reserva Municipal Copaibo, que cumple 60 días. Es uno de los puntos más trágicos de la región. En San Ignacio hay solo dos de los 15 que había hace unos días y en Pailón también están dos activos en las lagunas Concepción y Porvenir. Las otras zonas son: San Matías (3), Puerto Quijarro (1), Urubichá (3) y El Puente (1). Además, Masicurí, Mosqueras y otros puntos de Vallegrande. 

No se tiene un número total de la cantidad de especies atendidas, pero se sabe que muchas de ellas fueron auxiliadas, porque sufrían de deshidratación y quemaduras. 

En tanto, 30 son los focos nuevos de quema y existen cinco zonas con focos persistentes. Este lunes se registró 371 y en lo que va del mes son 11.740. Las provincias afectadas son: Ángel Sandóval, Chiquitos, Cordillera, Guarayos, Ichilo, Obispo Santistevan, Sara, Velasco, Warnes y Ñuflo de Chávez. 

Comentarios