Escucha esta nota aquí

La niña de 4 años Darlin Chávez Merubia, desaparecida durante más de seis días en la zona de Hierba Buena Militar, a 16 kilómetros de la zona urbana del municipio de Mairana, murió como consecuencia de asfixia y violencia; su cuerpo fue arrojado al río para simular que se ahogó.

La pericia de los responsables del Instituto de Investigaciones Forenses de Santa Cruz (IDIF) practicó la autopsia de ley hasta la madrugada de este sábado, incluso con la presencia del fiscal departamental Róger Mariaca.

El fiscal informó que la menor falleció por anoxia cerebral con presión nazo bucal manual; asfixia mecánica por sofocación. La data de la muerte es de setenta y dos horas, aproximadamente, al momento de la autopsia.

El reporte detalla que no se hallaron señales o indicios de agresión sexual. Asimismo, apuntan a que el escenario del terrible crimen fue en otro lugar y que él o los autores llevaron el cuerpo de la niña y lo arrojaron al río en los alrededores de Hierba Buena Militar, jurisdicción de Mairana; para confundir a la Policía sobre la causa de muerte y hacer creer que falleció ahogada.

La niña fue encontrada la tarde de ayer (23 de julio) en el río después de una intensa búsqueda policial y su cuerpo fue trasladado a Santa Cruz para una pericia forense.

Sin embargo, todavía falta conocer el informe completo del IDIF de Santa Cruz, debido a que se realizaron los trabajos hasta la madrugada de hoy.

Agentes de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc) están movilizados en procura de la captura de los criminales.

La desaparición y el hallazgo de la menor de cuatro años conmocionó a la sociedad cruceña. La Policía y la Fiscalía ahora tienen el reto de esclarecer el crimen y atrapar a los autores.

Comentarios