Escucha esta nota aquí

La universidad NUR y la Dirección Nacional de Régimen Penitenciario sellarán, la tarde de este vieres, un convenio de cooperación interinstitucional que permitirá, a través de la Fundación de la Clínica Jurídica Igualitaria Derechos Humanos, desarrollar labores de apoyo a la población carcelaria más vulnerables, iniciativa que se replica y que fue exitosa en gestiones anteriores.

La cárcel de Palmasola será el escenario en el que el director de Régimen Penitenciario, Juan Carlos Limpias Estrella, y la casa privada de estudios superiores de Santa Cruz, representada por William Shoaie Baker, firmarán el acuerdo.

Shoaie Baker explicó que el convenio busca establecer mecanismos de cooperación interinstitucional que contribuyan a la formación profesional de los estudiantes del último año o egresados de la Carrera de Derecho de la Universidad NUR y, a su vez, beneficiar a la población carcelaria de Palmasola.

En esta iniciativa cumple un rol preponderante la Fundación de la Clínica Jurídica Igualitaria Derechos Humanos, ya que -conformada por el jurista Ariel Rocha, el abogado Roy Encinas, la sicóloga Ruth Parejas y peritos forenses- brindará asesoramiento técnico legal a la población privada de libertad que no tienen posibilidades de acceder a servicios legales.

Ariel Rocha manifestó que este convenio marca el inicio de la Fundación de la Clínica Jurídica Justicia Derechos Humanos, cuyo objetivo es velar por el respeto de los derechos de los internos vulnerables, entre ellos los de la tercera edad, inimputables por enfermedad mental, detenidos preventivos de escasos recursos y aquellos que tienen sentencias cumplidas, pero que por varios factores no pueden salir de la cárcel.

También forman parte de la población objetivo de esta alianza, los reclusos de otras nacionalidades, así como los que pertenecen a comunidades indígenas originarias y los que padecen enfermedades incurables.

La experiencia

Rocha también contó que la clínica jurídica de la que forma parte tiene una experiencia de tres años de trabajo en defensa de los derechos de los reos más vulnerables. En este periodo se logró la libertad de 209 internos que no tenían posibilidades de acceder a los servicios de un jurista para los defienda y represente.

Ahora, al ser parte de la alianza de la NUR y Régimen Penitenciario, podrán ampliar los servicios y abarcar a una mayor cantidad de internos. También, les permitirá trabajar con otras instituciones como el Tribunal Departamental de Justicia y embajadas.

La cárcel de Palmasola es una de los más pobladas del país, con casi 6.000 privados de libertad de ambos sexos.​

Comentarios