Escucha esta nota aquí

Las graduaciones de los bachilleres reactivan negocios, pese a la pandemia del Covid-19. La oferta de mosaicos, trajes y de sesiones de fotografía toman impulso en esta temporada, incluso hay ofrecimientos de paquetes a través de redes sociales.

La calle Ballivián, que durante la cuarentena rígida por el Covid-19 lució comercios cerrados, ahora muestra mayor movimiento de personas, que llegan para alquilar o hacer confeccionar sus túnicas o trajes de graduación. Aunque los propietarios de negocios reconocen que no hay el trajín de otros años, este movimiento les está dando un respiro económico a varios negocios.

A diferencia de otros años, por las medidas de bioseguridad que se tienen que cumplir, ahora al traje para los graduados también se incluye el barbijo bordado.

En un negocio cerca de la calle Cobija, la mañana del miércoles estaban cinco bachilleres midiéndose sus túnicas y birretes.

La propietaria, María Elena Aguilar, explicó que la demanda aumentó recién en estas últimas semanas, tras la aprobación de la norma que regula los permisos para los eventos de los bachilleres. Solo en una semana atendió 20 solicitudes, todas de promociones con cantidades reducidas.

Aguilar comentó que este año se tiene la particularidad de que varios clientes en lugar de alquilar, optan por comprar la túnica.

En las tres tiendas de la zona que ofertan túnicas, hay paquetes que incluyen también un barbijo con el nombre de su promoción grabado con serigrafía o bordado. Los precios van desde Bs 35 hasta Bs 180, dependiendo de la cantidad de complementos que soliciten los bachilleres.

Este año no hay un color predominante para las túnicas, además de los tradicionales negro, azul marino y plomo, incluso hay algunos que piden naranjas fosforescentes o verdes.

En otro negocio de la zona, Norma Ortega, de Fantasía Vicky, cuenta que desde mediados de noviembre aumentaron las solicitudes para alquiler de túnicas.

En este negocio, para evitar las aglomeraciones, tratan solo con un encargado de cada promoción para que este haga el pedido y la entrega de los trajes.

Por su parte, Josué Alegría, de confesiones Andrea, dijo que la demanda que se está dando en este tiempo no alcanza ni al 50% de lo que tenían en otros años.

“Algo reactivó, pero la situación sigue siendo crítica. La mayoría de los dueños de estos negocios está con deudas de alquileres y están molestos porque la Alcaldía está revisando las licencias de funcionamiento. Estamos intentando salir adelante y ya nos están queriendo generar más gastos”, reclama Alegría.

Sesiones de fotos

Otro de los negocios que ha repuntado es el de las sesiones fotografía, porque las promociones quieren dejar un recuerdo en sus unidades educativas.

El fotógrafo Yery Rojas comentó que en los trabajos que realizó este año algunos bachilleres optaron por tomarse su fotografía individual con un barbijo que combina con su uniforme, sin embargo, remarcó que en las tomas grupales por lo general hay resistencia a usar esta protección. “Ellos quieren que se les vea el rostro completo en todas sus fotos, sobre todo en las grupales”, remarca.

Otro fotógrafo, Marco Méndez, señaló que las principales solicitudes que tuvo este año fueron de graduaciones de profesionales de Medicina, que piden similares fotos, pero son grupos más reducidos.

Alquiler de salones

Esta semana se comienzan a realizar actos en los salones de eventos. Por ejemplo, en el Círculo Aeronáutico se reservó el primer evento de bachilleres.

Por otra parte, en el salón de eventos Mary tienen reservado solo para una promoción. La propietaria María Hilda Saucedo explicó que las familias aún están con temor de asistir a fiestas por la pandemia, pues ella suele cerrar contratos con un año de anticipación y estos meses cancelaron 14 promociones.

Agregó que en los primeros días de diciembre realizará la primera fiesta de graduación de este año y aún aguarda la nueva resolución del Comité de Operaciones de Emergencia Municipal (COEM) para definir si es necesario algún ajuste en el evento.

Explicó que se les está permitiendo un 50% de aforo para un salón que su capacidad máxima supera las 1.000 personas. Dijo que el horario de atención será solo hasta las 23:00.

Según bachilleres de varias promociones, estos están optando por realizar un pequeño acto en el mismo establecimiento educativo, en especial en lugares al aire libre.

Otros negocios

La impresión de mosaicos es otra actividad que se reactivó junto con los actos de bachilleres. En Renzo fotoestudio explicaron que hay varios paquetes, en la mayoría se incluye mosaico de los graduados y un video de confraternización de los estudiantes, además de fotos individuales. Incluso, estos paquetes están combinados con bata, birrete y estola para que los padres no se expongan buscando empresa para cada requerimiento.

Trámite por subalcaldías

El presidente del COEM, Roxney Borda, explicó que ya recibieron y autorizaron solicitudes de actos de graduaciones, este trámite ahora solo se puede hacer a través de la subalcaldía a la que corresponde la unidad educativa.

El resto de permisos para eventos, todos con menos de 100 personas, se pueden continuar realizando a través de internet, en la página www.gmsantacruz.gob.bo, donde también se encuentran disponibles los protocolos para cada actividad permitida en el municipio cruceño.

En cuanto a la solicitud de graduaciones en las subalcaldías, esta debe incluir una carta dirigida al presidente del COEM, Roxney Borda, un protocolo de bioseguridad, ubicación del módulo educativo, imágenes del espacio donde se realizará el acto y detalle de las características de este. Además, el representante de los padres debe firmar un compromiso de que se acatarán las medidas de bioseguridad. Estos requisitos se deben entregar entre lunes y miércoles de cada semana.

Borda remarcó que al evento solo deben asistir tres invitados por bachiller, que el acto debe realizarse en lugares abiertos y culminar hasta las 23:00.

Se pide a todos los padres y escolares que mantengan las medidas de bioseguridad, como ocupar barbijo, alcohol en gel y mantener el distanciamiento social”, sostuvo.

El titular de la Dirección Departamental de Educación (DDE) de Santa Cruz, Gilberto Molina, remarcó que los actos de graduación deben cumplir las normas establecidas por cada municipio en el marco de la cuarentena.

Cada municipio, no solo cruceño sino del resto del país debe elaborar una normativa específica para estos eventos.

Comentarios