Escucha esta nota aquí

Después del anuncio del Gobierno sobre la abrogación de la Ley 1386, los puntos de bloqueos en la capital cruceña se mantienen, pero las expectativas están centradas en las determinaciones que se puedan tomar esta noche en la concentración a los pies de El Cristo.






En este séptimo día de paro, desde cerca del mediodía, los puntos de bloqueos se han ido reforzando con la presencia de vecinos, que piden que la lucha tenga sus frutos, por lo que piden a las autoridades que tomen buenas determinaciones.




En la zona del Plan 3.000, donde ayer se registraron duros enfrentamientos, la mañana de domingo se mantuvo  en calma, pero los vecinos están temerosos de que la violencia vuelva. Aseguran que los niños y adultos mayores sufren con los gases lacrimógenos que lanza la Policía.

Algunos de los vecinos también se han visto obligados a reforzar sus viviendas, porque en medio de los ataques también sufrieron ataques y los petardos y gases llegaron hasta el interior de las viviendas.



Comentarios