Escucha esta nota aquí

Hace un par de días una joven de 21 años fue raptada, drogada y abusada sexualmente. Después de lograr huir -al saltar de una camioneta en movimiento- pudo reunirse con su familia y, de ese modo, sentar la denuncia en la Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia (Felcv).

El mayor Marcelo Yujra, jefe de esta unidad policial, informó que la joven fue raptada el 27 de septiembre, cuando salió de su casa ubicada en la zona del kilómetro 9 de la doble vía a La Guardia.

Cuando caminaba por la vía una camioneta de color plomo la interceptó, luego del vehículo descendió un hombre con arma de fuego en la mano. De ese modo, la obligó a subir al motorizado, en cuyo interior se encontraba otro sujeto, que fue el que le tapó la boca con un trapo y a partir de ese momento la víctima no recuerda nada.

Cuando recobró el conocimiento se encontraba en un cuarto oscuro y fue cuando se dio cuenta que había sido ultrajada sexualmente. Contó, según señala el jefe policial, que en esa habitación también pudo percatarse de que había otras mujeres.

Poco después, los sujetos la hicieron subir a una camioneta cubierta con una carpa para trasladarla a otro lugar. Sin embargo, en el trayecto la joven se dio cuenta de que la carpa tenía una rajadura y vio ahí la oportunidad para liberarse de sus captores por lo que decidió saltar del vehículo en movimiento.

Una vez en la vía, cuenta que corrió hasta ocultarse entre la maleza. Luego, pidió auxilio y de ese modo pudo retornar a su casa y junto a su familia decidió sentar la denuncia en la Felcv de La Guardia.

Tanto la Felcv como la Defensoría de la Niñez y Adolescencia trabajan para dar con el paradero de los agresores y llevarlos ante la justicia por el delito de violación agravada, así como para atender y proteger a la víctima.