Escucha esta nota aquí

El hombre acribillado ayer en las afueras de la terminal de buses de San Ignacio de Velasco, fue identificado como Einstein Lemes Mota, de 30 años, de nacionalidad brasileña. La Policía tras un trabajo arduo detuvo a tres sujetos que están en las carceletas con fines de investigación.

Según el informe del médico, Daniel Alexander Céspedes, del hospital municipal de San Ignacio, el cuerpo sin vida de Lemes Mota, ingresó a la morque del nosocomio a las 20:30 horas (de ayer) y fue llevado por efectivos de la Policía Boliviana de Frontera, quienes hicieron el levantamiento legal del cadáver.

El hecho de sangre se registró cerca de las 20:00 horas de este sábado 15 de mayo, en la zona de parqueo de la terminal, por sujetos desconocidos que acribillaron a balazos al extranjero, cuando pretendía subir a su movilidad de color blanco.

De acuerdo al informe médico, el brasileño llegó sin signos vitales al nosocomio. Asimismo, el cuerpo tiene cinco heridas de proyectil en la cabeza y región cervical. La muerte fue por traumatismo encéfalo craneal grave por heridas penetrante de arma de fuego.

Desde Brasil llegó un carro funerario y familiares para llevar el cuerpo de Einstein Lemes Mota que todavía permanece en la morgue del hospital municipal. Ellos realizaban los trámites en el Comando de la institución verde olivo en San Ignacio para repatriar el cuerpo.

En el patio del comando policial también está retenida la camioneta de color blanco que era conducida por el asesinado.

También se informó que la policía ha trabajado toda la noche y la madrugada realizando operativos para dar con los culpables del horrendo crimen que conmociona a la población más grande de la Chiquitania – San Ignacio de Velasco. Hay tres sospechosos que fueron detenidos con fines investigativos.

En las afueras de la terminal de buses “Carlos Roca Jiménez” se puede observar en el piso de cemento una mancha de sangre del ciudadano brasileño acribillado la noche de este sábado.

En la terminal se dijo que el brasileño había ido a despedir a su hermana que viajaba a Santa Cruz en una empresa de transporte y al salir e intentar subir a su movilidad fue asesinado por sujetos que se dieron a la fuga en un vehículo todavía no identificado.

En lo que va del año, es el segundo crimen que se comete en vía pública en San Ignacio de Velasco. A fines de febrero fue asesinado Cristian Molina, natural de San Matías, frente a una farmacia, no hubo ningún detenido.

Vecinos que no quisieron dar sus nombres, manifestaron que las autoridades deben aplicar un plan efectivo de seguridad ciudadana, porque estos crímenes que quedan en la impunidad, son recurrentes, dejan mal el nombre de San Ignacio y se debe controlar cotidianamente a los extranjeros que ingresan y que actividad tienen en esta población.



Comentarios