Escucha esta nota aquí

Cerca de las 23:00 de este jueves, militares llegaron a Yapacaní para dar soporte a la Policía que había sido asediada por decenas de personas, que llegaron con el rostro cubierto y a bordo de motocicletas. Este grupo saqueó las motocicletas que habían sido incautadas a personas que vulneraron la cuarentena. 

Pese al apoyo de los miembros de las Fuerzas Armadas, a la medionoche de este jueves, los agentes destinados a este municipio que colinda con el trópico de Cochabamba, recogieron los equipos que quedaban y se replegaron a Santa Fe.

El momento en que la Policía abandona Yapacaní:


Horas antes, a las 22:00, el jefe de la Policía de la provincia Ichilo, Franklin Villazón, le dijo a EL DEBER que el asedio comenzó cerca de las 21:00 y que el grupo "iba y venía", además de reventar petardos y saquear las instalaciones.

Algunos dirigentes sindicales que, por miedo a represalias, pidieron el anonimato, señalaron que ellos tuvieron que convencer "al grupo de jóvenes" para que deponga actitudes.

El 'petardazo'

Los hechos registrados en Yapacaní coinciden, como señala el portal de noticias Urgente.bo, con una convocatoria de supuestos afines al Movimiento Al Socialismo (MAS) a un 'petardazo', una protesta en contra del gobierno de Jeanine Áñez.

A la misma hora del asedio a la Policía de Yapacaní, también se registraba un acto similar en San Julián, municipio cruceño ubicado al este del departamento oriental.

En la ciudad de El Alto, en La Paz, también se reportaron actos vandálicos. En este lugar del país fueron apedreados buses que trasladaban a médicos, además de que se quemaron llantas en plena vía pública.

El ministro de Defensa, Fernando López, consultado sobre este tema por la Red Uno,  dijo que "el MAS prefiere la muerte y no la vida".

Así llegaban los militares a Yapaní:


Comentarios