Escucha esta nota aquí

Desde hoy, todas las personas que deseen donar plasma o suero hiperinmune para los enfermos de Covid-19 que están en terapia intensiva, podrán acceder a una prueba de negatividad gratuita. 

El Gobierno Departamental de Santa Cruz se hará cargo de estas pruebas en el laboratorio del centro de aislamiento El Remanso. 

Para ser donante es necesario haber superado la enfermedad, es decir, estar entre los que la estadística llama 'casos recuperados'. El donante, según explica el director del Servicio Departamental de Salud (Sedes), Marcelo Ríos, debe ser varón, tener más de 18 años y menos de 60. Es indispensable tener la prueba de negatividad, que es complicada de conseguir para muchas personas. Por eso, el Gobierno departamental la financiará.

Ya se ha coordinado con el Banco Regional de Sangre, donde se realiza la plasmaféresis, para la obtención del plasma o suero hiperinmune. La plasmaféresis se hace una vez terminada la donación de sangre. Es decir, se separan los glóbulos blancos, los rojos y las plaquetas del plasma. 

"La población está movilizada con carácter solidario. Esto es parte del plan de contingencia", explica Ríos. Entre un 20 y un 30% de los pacientes que están en terapia intensiva requieren esta transferencia de plasma. Actualmente, hay más de 60 pacientes en las terapias intensivas de Santa Cruz. 

El uso del plasma hiperinmune es parte del protocolo departamental de tratamiento elaborado por el Comité Científico (apoyado por el Colegio Médico) y el Sedes. 

El plasma ayuda al paciente a ganar la carrera contra el virus, que se replica en el cuerpo y va lastimando los órganos. El paciente debe lograr, con esa yuda, desarrollar su propia inmunidad para contrarrestar al virus. 

El líquido obtenido puede conservarse refrigerado durante varios meses con los anticuerpos.