Escucha esta nota aquí

Dhester Ágredas - Guarayos 

Cientos de vehículos y de viajeros se encuentran varados por el bloqueo en la ruta Santa Cruz-Trinidad (Beni), a la altura de la localidad Santa María y a 40 kilómetros de Ascensión de Guarayos. La protesta es protagonizada por un grupo de personas que defiende un asentamiento ilegal en un predio de este municipio y donde el sábado fueron heridos con armas de fuego tres policías. 

La protesta comenzó a primeras horas de este lunes. Los bloqueadores piden la titulación de los predios avasallados; la destitución del director del Instituto Nacional de Reforma Agraria (INRA), Eulogio Núñez; y el cambio de todos los policías que Guarayos, a quienes acusan de supuestos abusos en el desalojo del pasado sábado.

Lo que no saben es que ninguno de los efectivos acantonados en Ascensión de Guarayos participó de tal acción, sino que fueron enviados desde la capital cruceña por el Comando Departamental de la Policía.

Los dirigentes mostraron hermetismo y celo para con la prensa, por lo que ninguno de ellos quiso dar declaración, solo dijeron que la medida es indefinida.

Policías heridos

El sábado 150 uniformados se trasladaron al predio El Encanto para hacer cumplir una orden judicial de desalojo. Los propietarios de este predio denunciaron haber sido víctima de un asentamiento ilegal y la justicia aprobó el desalojo de los invasores.

Cuando el contingente policial llegó al lugar, los avasalladores salieron de los predios tomados, pero luego se agruparon y atacaron los agentes con piedras, palos y armas de fuego, lo que dio como saldo tres uniformados heridos, cuyas fotografías recorrieron las redes sociales.



La posición de los bloqueadores 

Según un documento, los bloqueadores pertenecen a la Central Sindical Única de Trabajadores Campesinos de Santa María, quienes se declararon víctimas del desalojo y acusan a los policías de un abuso desproporcionado de la fuerza. En el documento también afirman haber creado en el predio tomado una comunidad, a la que le pusieron el nombre Verde.

Comentarios